Frustran invasores desalojo

 

Tulum

 

Ayer  no se pudo concretar la entrega de un predio de aproximadamente 250 metros cuadrados, y es que tras fallido desalojo policiaco contra los invasores de predios en la llamada colonia “Carlos Joaquín”, elementos de la Policía Municipal que llegaron preparados con todo para realizar el desalojo, emprendieron la huida al ser rechazados verbalmente por los “paracaidistas”, estos últimos realizaron una marcha-manifestación hasta el Palacio, mientras otros quedaron atrincherados en la zona de invasión.

Y es que ante la presión de al menos 200 invasores que se armaron con palos y piedras, argumentando que en un primer desalojo por orden judicial, fue con violencia y dejó a una mujer lesionada por órdenes de las autoridades que llegaron para entregar el predio a su legítimo dueño, quedó en un fallido intento la tarde de ayer.

Y es que la acción judicial que ordena el desalojo de una manzana con al menos ocho predios situado en la confluencia de la calle Mercurio Oriente, quedó suspendida, se espera la presencia de más policías para cumplir con el mandato, según trascendió.

Eran alrededor de las 14:45 horas de este jueves, cuando al menos ocho patrullas y unos 80 policías de Seguridad Pública llegaron en la zona de invasión, justamente sobre una manzana cercana a la calle Mercurio Oriente, atrás de ellos venían funcionarios de la Fiscalía General en Tulum, y policías ministeriales, se dice que todo fue tan rápido e irrumpieron violentamente en una rústica vivienda.

Fue la primera casa de un total de ocho que serían desalojada, sobre un predio de aproximadamente 250 metros cuadrados (una manzana), un terreno de propiedad privada cuyo dueño interpuso su denuncia por despojo, y hoy sería entregado, pero quedó en fallido intento.

De acuerdo con lo que se pudo recabar, luego que los policías realizaron el primer desalojo de una forma por demás violentamente, pero dicen solo actuaron como fuerza pública para cumplir con un mandato judicial, lo que provocó una tenaz resistencia de más personas que están asentados en la zona de invasión bautizada como colonia “Carlos Joaquín”.

Los policías después de dos horas en medio de la irritación de los invasores que advertían no permitirán ser desalojados, no tuvieron más remedio que salir del lugar por órdenes de los funcionarios de la Fiscalía General en Tulum, y policías ministeriales.

Desde entonces, los invasores permanecieron alertas y nerviosos como consecuencia del intento de desalojo, así que se quedaron resguardando los predios y toda la zona invadida, mientras que al menos medio centenar emprendió una marcha en protesta del intento de desalojo.

(Por Francisco Canul > Quequi )

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario