157 sacerdotes, suspendidos por presunto abuso sexual; 101 fueron denunciados: Episcopado

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) argumentó que desconoce el paradero de 157 sacerdotes que han sido suspendidos del 2010 a la fecha, tras ser acusados de abusar sexualmente de menores de edad, ya que una vez presentada la denuncia correspondiente, los casos son competencia de las autoridades civiles.

En rueda de prensa, el presidente de la CEM, Rogelio Cabrera López, dio a conocer que 64 diócesis de 95 que hay en el país, además de tres prelaturas, han informado sobre 101 casos de religiosos a quienes se les sigue un proceso ministerial.

“En el momento que se les da la dimisión (a los sacerdotes), ya no quedan bajo nuestro cuidado”, manifestó.

Entonces, “tenemos que revisar hasta dónde llega esta realidad. Hasta ahorita no podemos cuantificar la totalidad (de casos de curas acusados de abuso sexual), ojalá y no sea una plaga”, añadió el también arzobispo de Monterrey.

De acuerdo con Cabrera López, se revisará si todos los procesos canónicos o denuncias que presentó la Iglesia católica también son investigados por las autoridades civiles y se solicitará a cada diócesis que actualice la información con la que cuentan.

Al insistirle sobre el paradero de los sacerdotes pederastas, Rogelio Cabrera destacó que “la autoridad es la que dice qué persona es riesgosa (…) Eso ya no nos toca a nosotros. En el momento que sean declarados fuera del ministerio, ya no quedan bajo nuestra responsabilidad, la asume el Estado”.

El secretario general de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, indicó que los obispos, al enterarse de un caso de abuso sexual cometido por sacerdotes, deben acudir ante la autoridad y ésta a su vez iniciar la investigación ministerial.

Cabrera y Miranda dieron a conocer estas cifras durante una conferencia de prensa en la que informaron también de las medidas que se tomarán a partir de ahora para prevenir, detectar y llevar ante la justicia nuevos casos de pederastia, iniciativas acordadas después de la reunión sobre el tema que presidió recientemente el papa Francisco en el Vaticano.

Entre las propuestas está la creación de centros de escucha para detectar posibles nuevos casos de víctimas de abusos sexuales.

Los obispos decidieron también apostar por la certificación de los sacerdotes —incluso con exámenes psicológicos para detectar no sólo nuevos casos sino “tendencias o situaciones contrarias al sacerdocio”, dijo Miranda—, la creación de ambientes seguros en parroquias y centros de catequesis y el análisis de todos los casos que se detecten. (Fuente: Notimex y AP)

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario