Abandonan jet sospechoso en Chetumal

OTHÓN P. BLANCO 

Por José López > Quequi 

Una aeronave con matrícula falsa e irregularidades en el plan de vuelo fue abandonada en el Aeropuerto Internacional de Chetumal, por su piloto y copiloto de nacionalidad mexicana, quienes aparentemente habían salido de Toluca con destino a esta ciudad; se supo que la aeronave no transportaba nada y quedó bajo resguardo de la Fiscalía General de la República (FGR). 

De acuerdo a la información recabada se pudo establecer que al mediodía de ayer, un avión tipo Hawker 800, color blanco, con matrícula N796CH, solicitó a la torre de vigilancia del Aeropuerto Internacional de Chetumal permiso para aterrizar. 

Aparentemente, la aeronave había salido de Toluca, hizo escala en Ciudad del Carmen, Campeche, y con destino a esta ciudad, por lo que tras autorizarles su aterrizaje, el capitán y copiloto A.H.V. y A.M.R., ambos de nacionalidad mexicana, descendieron de la aeronave. 

Posteriormente, el piloto y copiloto argumentaron que irían a comer, mientras el personal del aeropuerto realizaba la revisión; sin embargo, ellos ya nunca regresaron, además de que durante la inspección se encontraron irregularidades en su plan de vuelo, en el cual se supo hizo escala alrededor de las 10 de la mañana en el aeropuerto internacional de Ciudad del Carmen, Campeche, antes de aterrizar en Chetumal, además de que la matrícula era falsa. 

Motivo por el cual se le dio parte a las autoridades, quedando el avión bajo resguardo de la Fiscalía General de la República (FGR), que tras una revisión no encontraron nada en su interior; sin embargo, ya realizan las investigaciones correspondientes, para saber si esta aeronave era utilizada para actividades delictivas, como el trasiego de droga, principalmente. 

Zona de narcoaterrizajes 

Este sería el segundo caso en el que gente relacionada con actividades delictivas o dudosas burlan la seguridad del Aeropuerto Internacional de Chetumal, pues semanas atrás, sujetos armados ejecutaron a sangre fría a un hombre que bajaba de su vuelo, para posteriormente darse a la fuga a bordo de un vehículo compacto. 

Entre las aeronaves aseguradas se encuentran la del 27 de enero del año en curso donde tras un enfrentamiento entre militares y narcotraficantes en el tramo carretero Los Divorciados–Chunhuhub que dejó como saldo un militar muerto y otros tres heridos, se logró el aseguramiento de un jet de color blanco, dos camionetas una de ellas con 20 paquetes de cocaína con un peso aproximado de entre 30 a 40 kilogramos, así como dos armas largas y algunos cartuchos útiles. 

Por otra parte, el 28 de enero elementos del Ejército Mexicano aseguraron un Jet Gulfstream, color blanco en el aeródromo de la comunidad turística de Mahahual, el cual transportaba un cargamento de cocaína; asimismo, se logró la detención de dos presuntos narcotraficantes. 

La mañana del 24 de abril un jet privado, color blanco, con franjas fue asegurado en una pista clandestina de terracería en la comunidad de Reforma, en el municipio de Bacalar, por efectivos del Ejército Mexicano y elementos policíacos, misma que se presume transportaba un cargamento de cocaína, pero a la llegada de las autoridades ya había sido descargada. 

Un cuarto caso se registró el 27 de mayo una brecha angosta conocida como “La Piedra” en las inmediaciones de la comunidad de Morocoy en el municipio de Othón P. Blanco, donde efectivos militares y autoridades policiacas localizaron un jet bimotor, color blanco con franjas laterales, sin número de matrícula y con capacidad para traslado de una tonelada de peso, destruido y parcialmente calcinado. 

Otro más se registró el 16 de junio del presente año un jet bimotor color blanco fue asegurado por elementos del Ejército Mexicano y la Guardia Nacional en los campos de la comunidad de Pucté, en la ribera del río Hondo, mismo que no tenía asientos, excepto el del piloto y copiloto y ya había sido descargada. 

Con esta ya son siete aeronaves aseguradas en la Zona Sur de Quintana Roo; tres de ellas con droga y seis detenidos, por lo que autoridades militares y policiacas han reforzado medidas de seguridad e incrementado los operativos por aire, mar y tierra para ubicación y detección de gente relacionada con el narcotráfico, delincuencia organizada o cualquier otra actividad ilícita. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta