Abusaron de su poder; así fue como Dos Santos se apropió de predio en PNT

Tulum 

El brasileño Rogerio Dos Santos contó con la complicidad de funcionarios para apoderarse, apenas en abril de 2020, de valiosos predios ubicados en los kilómetros 243 a 244 del corredor turístico Tulum-Playa del Carmen, denominado Gran Xel-Há, y al decir complicidad, que también se traduce en abuso de poder, es porque la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dice que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de un juez que funde y motive la causa legal del procedimiento, comentó el ciudadano Gabriel Sifri Jiménez. 

Lo anterior debido a que en la Carpeta de Investigación FGE/QROO/TUL/03/348/2020, consta que la tarde del 18 de marzo, al menos 14 sujetos encapuchados y armados llegaron en varios vehículos e irrumpieron en el predio San Francisco, quienes inicialmente se identificaron como agentes de la Policía Ministerial, pero después sometieron violentamente a todo el personal, los privaron de la libertad y cometieron contra ellos actos equiparables a tortura, dice la denuncia de uno de los agraviados. 

Escasos dos días después de este hecho ocurrido hace apenas poco más de dos meses, para ser exactos el 20 de marzo de 2020, la licenciada Mildred Victoria Espinosa Trujillo, fiscal del Ministerio Público, adscrita a la Fiscalía Especializada en Delitos de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, determinó la “devolución del inmueble” al brasileño Rogerio Dos Santos, en donde dos noches anteriores había ingresado con un comando armado para apoderarse de este valioso predio. 

El Artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que “nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento”, pero a juicio de Mildred Victoria Espinosa Trujillo, fiscal del Ministerio Público, adscrita a la Fiscalía Especializada en Delitos de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, el ponderante de la moral Gran Xel-Há, es el legítimo posesionario y propietario del inmueble denominado San Francisco, ubicado a unos 13 kilómetros al norte de Tulum. 

Por Redacción > Quequi 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta