Acepta juez testimoniales

CHETUMAL

En el transcurso de los próximos días comparecerán seis ejidatarios, un funcionario federal y tres agentes de la Policía Ministerial, para brindar sus testimoniales en torno al proceso que se sigue en contra del excomisariado ejidal de Juan Sarabia, Martín Haro Zepeda (primo del actual comisariado, Ernesto Haro Gutiérrez), por posible administración fraudulenta de 1.2 millones de pesos.

Tras seis horas de audiencia en el Juzgado Oral de Chetumal, el juez aceptó las pruebas y dar entrada a los testimoniales en el proceso contra el excomisariado ejidal, Martín Haro Zepeda, junto con dos coimputados Roberto Manzo Méndez y Pedro Pantoja, por un posible desfalco financiero al ejido Juan Sarabia, por 1.2 millones de pesos en el 2015.

La Fiscalía presentó 16 testimoniales que podrían confirmar el desfalco de un millón 234 mil 37 pesos que se cometió hace cuatro años, por lo que el juez aceptó que un funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sea citado para comparecer, así como tres agentes de la Policía Ministerial y seis ejidatarios, para ahondar en la investigación que habrá de determinar la culpabilidad de los acusados.

Dichos recursos forman parte de la indemnización que la SCT pagó al ejido Juan Sarabia para el cruce de la carretera federal, pero dentro de las pruebas presentadas se menciona que a 122 ejidatarios no se les entregó el recurso financiero por parte de la directiva ejidal que encabezaba Haro Zepeda, ya que con él pagó un abogado, por lo que le descontaron 10 mil pesos a cada ejidatario que sumaron seis millones de pesos.

Sin embargo, de acuerdo a los testimonios de los ejidatarios ellos nunca conocieron a dicho abogado y menos autorizaron su contratación mediante asamblea, toda vez que habían recibido la notificación del pago de la indemnización, por lo que resultaba ocioso contratar dichos servicios y con este pretexto Martín Haro presuntamente repartió ese dinero entre sus allegados, entre los que se encontraba su primo Ernesto Haro Gutiérrez, a quien le cedió la estafeta como comisario ejidal para intentar evitar el brazo de la justicia.

Por su parte la defensa de los acusados (quienes se encontraban presentes en la audiencia) intentó desestimar los 16 testimoniales que presentó la Fiscalía; sin embargo, el juez ignoró sus peticiones y respaldó los argumentos presentados en contra de los acusados para la respectiva reparación de los daños o en su caso la absolución.

“Ya son varios años y solo queremos que se nos entregue lo que Martín Haro Zepeda nos negó a la mala, tenía que habernos dado más de 10 mil pesos que nos quitó, porque supuestamente era el pago para el abogado que llevó el caso de la indemnización que hizo la SCT por las 90 hectáreas de tierra, pero no lo hizo”, comentó uno de los ejidatarios quien omitió su nombre por temor a represalias.

Por José López

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta