Aguas con la pulga marina

Por Luis Roel Itzá

En esta temporada vacacional y al irse acercando el inicio de la temporada de arribo de tortugas, se observa en el mar la presencia de un microorganismo denominado “dedal” o pulga marina, como también se les conoce, por lo que se hace la recomendación a los bañistas para que tengan cuidado al notar la presencia de esta especie de medusa de cuerpo gelatinoso y con algunos tentáculos que se hacen atractivas, sobre todo para los niños.

En el parque Chankanaab ya se detectó la presencia de una buena cantidad; sin embargo, nadie alerta a turistas, quienes podrían sufrir inflamación cutánea, con ardor y escozor, de tener contacto con ellas.

Las aguamalas no buscan intencionadamente a los humanos, lo que sucede es que difícilmente se ven a simple vista en el mar, por lo que los bañistas se meten entre sus tentáculos y al rozar la piel, dejan células urticantes que pueden generar dolor, fiebre y causar reacciones alérgicas, que podrían incluso provocar que la persona se ahogue.

Existen muchas especies diferentes de medusas, una de las más comunes es la llamada ortiga de mar (chyrsaora quinqecirrha) que se encuentra en todas las costas del Golfo y en el océano Atlántico. Su picadura produce una reacción local en la piel, dolor y una zona de enrojecimiento que causa mucha comezón.

Los expertos consideran que cuando una persona llega a tener contacto con el “agua mala”, deben evitar frotarse con toalla, ya que podrían activar las células urticantes aún dormidas y empeorar aún más la picadura; de igual manera, hay que evitar aplicar alcohol, licor u orina ya que puede empeorar.

Lo recomendable es enjaguarse la zona afectada con agua de mar, (no usar agua dulce ni frotar en forma vigorosa, ya que se favorecería la liberación del veneno, empeorando el dolor o ardor), agua caliente, aplicar crema de rasurar o vinagre, aunque lo más recomendable es acudir al médico para que le apliquen algún anestésico para calmar el dolor y ardor.

En Cozumel ya se han detectado en los últimos días varias zonas de playa donde existe la presencia de las medusas o agua mala, también conocida como “dedal”, por lo que es recomendable que no se confíen demasiado al acudir al amar, ya que muchas veces estas medusas no se perciben a simple vista

No hay comentarios

Deja un comentario