Alarma consumo de drogas en niños

Por Guillermo Olán

 

Es preocupante que en Quintana Roo se haya reducido la edad del primer consumo de droga, ya que en los Centros de Integración Juvenil (CIJ), se tienen registros de niños de entre 14 y 18 años tratando de superar su adicción, la cual contrajeron  desde la edad de 9 ó 10 años, señaló en entrevista Leslie Hendricks Rubio, presidenta del Patronato de Centros de Integración Juvenil, quien recientemente visitó el  Centro de Integración para Drogadictos y Alcohólicos de Leona Vicario.

Acotó, que el hecho que se tengan niños tan pequeños consumiendo todo tipo de estupefacientes, que ponen en riesgo su salud, su vida y su integridad, debe ser un llamado de atención para todos  los actores políticos y sociales, ya que lejos de irse reduciendo el consumo se ha ido incrementando, por eso es de vital  importancia que se sumen todos los grupos, como lo ha estado haciendo el albergue de Leona Vicario.

 

ORIENTACIÓN

 

“Estoy segura, que a través de los CIJ se puede también dar apoyo de todo tipo a las familias, como orientación;  hay muchas necesidades que tienen estos  centros de atención, y habiendo tan pocos en el estado, es importante que todos nos sumemos para que los que existen puedan funcionar de manera óptima y brindar esta atención, que es tan necesaria para quienes padecen esta enfermedad y sus familias”, enfatizó Leslie Hendricks.

Explicó que el CIJ se encarga de la atención médica y pláticas de orientación, mientras el patronato se enfoca más a las actividades de prevención, fomentar hábitos de vida saludable, promover el deporte, realizar pláticas preventivas en escuelas primarias y secundarias, de tal forma que los padres de familia puedan tener las herramientas necesarias para poder detectar cuando un niño está consumiendo drogas.

Finalmente, ponderó que esta problemática se relaciona con el uso de redes sociales, a través del fenómeno del “grumming”, cuyo fin último es el contacto sexual con los niños y para eso los victimarios utilizan diversas técnicas, entre ellas hacerlos consumir algún tipo de droga para volverlos vulnerables.

No hay comentarios

Deja un comentario