Alistan programa

Por Blanca Silva Quequi

En espera del lanzamiento en mayo próximo de un programa piloto de vivienda para trabajadores “propineros” de Quintana Roo, que se extendería a otros destinos turísticos del país, el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) alista una agresiva política de calidad de los créditos que va a financiar la institución enfocada a recuperar la confianza del trabajador, la cual incluye cuatro acciones estratégicas.

El anuncio fue hecho por el director Sectorial de los Trabajadores del Infonavit, Mario Macías Robles, quien destacó que la estrategia abonará a la política general de vivienda del país pues busca premiar a los buenos desarrolladores y sancionar a los malos, dentro de lo cual se prevé fincar responsabilidades a las constructoras que dejaron sus pasivos, como es el caso de Homex, Urbi y Geo.

En conferencia de prensa durante la visita que realizó ayer a esta ciudad, el funcionario federal detalló que la primera acción se enfoca a la creación de un Registro Único de Vivienda para que la reserva que registren los desarrolladores sea la idónea y esté libre de siniestralidad; mientras que la segunda se trabajará de la mano con los valuadores para “blindar” el precio de la vivienda para que sea justo y no del interés del constructor.

Abundó que la tercera línea de acción está encaminada al diseño y construcción para evitar vicios ocultos, mientras que la cuarta busca realizar un análisis de las constructoras basada en su cartera vencida y abandono del proyecto para sancionarlas o premiarlas, tras detectar que hay 90 mil 500 viviendas dispersas a nivel nacional con servicios provisionales porque no los desarrollos no fueron municipalizados.

Tras dar a conocer que durante la actual administración se detuvieron las licitaciones para agregarle el valor de regeneración urbana, en el que las desarrolladoras deberán reinvertir parte de sus utilidades para ello, adelantó un nuevo proyecto piloto para dotar de vivienda a los trabajadores “propineros” de la industria gastronómica de Quintana Roo, que incluye auditorías a los patrones para no aporten el salario integrado de sus trabajadores y regular las outsourcing.

La propuesta presentada por las centrales obreras, prevé la apertura de una cuenta adicional en la que el trabajador amortizaría en nómina una parte del crédito y no haya cartera vencida, luego de que el esquema anterior impactara al trabajador con descuentos hasta del 60% de su salario que iba contra la ley, además de que los patrones tampoco quisieron otorgar las cartas que certificaban el total de sus ingresos.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario