Amenaza gasolinera al ecosistema en ZH

Por Raimon Rosado › Quequi

P

ese a la evidente contaminación que genera desde hace tres años al Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), ninguna autoridad ambiental se atreve a sancionar a la gasolinera Isla Isabel, que funciona impunemente a un costado de la Laguna Bojórquez en la Zona Hotelera de Cancún, gracias a la protección que su propietario, Ricardo Antonio Vega Serrador, obtuvo del gobierno encabezado por Roberto Borge.

La mencionada estación de gasolina, concesionada a la paraestatal Pemex, viola desde su puesta en operación, en el año 2015, las normas ambientales, pues representa un peligro para el ecosistema lagunar que la rodea, afirman vecinos del lugar, quienes comentan que pese a que diversas  instancias ambientales han advertido del daño ecológico que causa, nadie se ha atrevido a imponer sanción alguna.

beneficiado por borge

Esto, podría deberse a que el dueño de esta estación de servicio, es conocido por ser uno de los beneficiados durante la administración borgista, al encontrarse dentro de  las personas que adquirieron predios a precios muy por debajo de su valor, además de ser propietario de una amplia red de estaciones despachadoras de combustible, en alianza con Anuar Fayad Hassan, quien en el año 2014 fue investigado por lavado de dinero por parte de la PGR.

La estación Isla Isabel ofrece servicio a vehículos oficiales, los cuales se surten de gasolina, según fotografías presentadas por la asociación de vecinos Amigos Pok Ta Pok. De  hecho, documentos del Registro Público de Comercio de Cancún demuestran que, para efectos de la operación de Isla Isabel, “se otorga a los señores Santiago Samuel Jiménez Moreno y Anuar Fayad Hassan, para que lo ejerciten en forma individual o conjunta, un poder especial para suscribir toda clase de contratos o convenios con instituciones públicas o privadas, y con gobiernos municipales, estatales o federales, en especial con la Comisión Federal de Electricidad”.

Amigos de Pok Ta Pok, agrupación ambientalista que ha denunciado el ecocidio que esta gasolinera comete, señalan que existe un gran riesgo de que se registre un derrame de los tanques de almacenaje de combustible, lo que afectaría al arrecife. Además de ello, es de destacar que esta gasolinera se ubica a menos de 100 metros del Hotel Presidente Intercontinental y una plaza comercial, lo que viola otras normativas de Protección Civil. Pese a irregularidades y riesgos hacia el medio ambiente, ni Conanp y ni alguna otra autoridad ambiental de Q. Roo, ha emitido sanción alguna.

No hay comentarios

Deja un comentario