Apenas les alcanza para sobrevivir

Por Rossy López > Quequi

Tulum

 

En contraste a la bonanza económica que ha representado la Cuaresma para los establecimientos que venden mariscos, las carnicerías del noveno municipio viven una difícil época para comercializar los productos cárnicos, ya que sus ganancias disminuyeron hasta un 50 por ciento en esta temporada.

En ese sentido Gabriel González Martínez, trabajador de una carnicería, explicó que desde el inicio de la Cuaresma las ventas fueron bajando poco a poco, situación que ha sido de las más drásticas en relación con años anteriores.

En tanto, María Guadalupe Cen Tamayo, encargada de una de las carnicerías locales señaló que año con año esta temporada lacera el bolsillo de los comercios que venden productos derivados de la res y el puerco, y en el caso de su negocio las ganancias decayeron a un 40 por ciento.

También, Javier López Aguirre, otro de los carniceros, coincidió que ha sido una época muy hostil para este sector comercial, que pese a comprender y respetar las cuestiones religiosas, reconoció que esta temporada ha sido una de las más difíciles en los últimos tres o cuatro años.

“Hay ocasiones en las que los minoristas tienen pérdidas mayores, pues ante las bajas ventas se les echa a perder el producto, mismo que tienen que desechar para no venderlo en tales condiciones“, agregó el entrevistado.

Para finalizar, los comerciantes explicaron que temen no recuperarse económicamente al término de la Cuaresma, ya que la comunidad tienen a gastar mucho en épocas vacacionales y eso se vería reflejado en compra de insumos cotidianos.

No hay comentarios

Deja un comentario