Arrasó Alito por un millón de sufragios

CIUDAD DE MÉXICO

Por Agencias > Quequi

La Comisión Nacional de Procesos Internos (CNPI) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ratificó ayer el triunfo de Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas en las elecciones a dirigente nacional de dicho instituto político.

“La fórmula que obtuvo la mayoría de los votos en la jornada electiva interna, es la integrada por los militantes Rafael Alejandro Moreno Cárdenas y Alma Carolina Viggiano”, señaló el presidente de la CNPI, Rubén Escajeda.

Moreno Cárdenas y Viggiano serán el dirigente y secretaria general, respectivamente, para el periodo 2019-2023, luego de obtener un millón 603 mil 752 votos, equivalente al 85.7% de los sufragios emitidos durante la jornada del domingo 8 de agosto.

Desde el día de las elecciones, Moreno cantó victoria e invitó a participar en su proyecto a sus contrincantes, Ortega y Piñón.

También aseguró que el PRI será una oposición que critique mucho pero, sobre todo, proponga ante un gobierno que no “tiene brújula”.

“Seremos una oposición firme, clara, férrea, pero sobre todo un PRI que sabe alzar la voz, una oposición que le sirva al pueblo de México”, sostuvo el pasado domingo, tras el cierre de la elección en donde se daba como virtual ganador.

El segundo lugar fue para la fórmula de Ivonne Ortega y José Encarnación Alfaro, con el 9.4% de los votos, equivalente a 177 mil sufragios.

Mientras Lorena Piñón y Daniel Santos obtuvieron el 2.61%, con un total de 49 mil 251 sufragios.

Escajeda informó que durante la jornada del pasado domingo votaron un millón 885 mil 269 priistas de los 6.7 millones de miembros del partido tricolor, esto equivale al 28% de los votantes.

El titular del CNPI detalló que Ortega no presentó ningún recurso de impugnación, pese a que había anunciado, en un video, que contaba con pruebas para rechazar y anular el proceso.

A través de un video en sus redes sociales, la ex gobernadora de Yucatán calificó la elección como inequitativa y con un derroche de recursos por parte de la “cúpula” a fin de evitar perder sus privilegios.

Además, aseguró contar con pruebas suficientes para impugnar el proceso y anularlo.

Ortega descartó renunciar al PRI y dijo que daría la batalla al interior del partido político, a fin de contribuir a su democratización.

Al respecto, el titular de la CNPI dijo que “las impugnaciones no casan efectos suspensivos, realmente la entrega de la constancia y la propia toma de protesta continúan con su proceso normal, que sería el próximo domingo la sesión del Consejo Político Nacional”.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario