Aseguran hotel de Javier Duarte

Por Redacción

TULUM

Con el apoyo de al menos treinta efectivos de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), la Procuraduría General de la República (PGR), aseguró la tarde del jueves el hotel denominado “Poc-Na”, antes “La Vita è Bella”, ubicado en el kilómetro 1.5 de la vía costera en el interior del Parque Nacional Tulum (PNT) y a unos 200 metros al sur de la Zona Arqueológica; en la actualidad es un lujoso centro de hospedaje cuya propiedad se le atribuye al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y la acción de fuerzas castrenses y federales, según información extraoficial, es porque que se presume que dicho inmueble de gran plusvalía fue adquirido a través de prestanombres y con recursos públicos de esa entidad.

Hasta ya entrada la noche, ninguna autoridad de los presentes, incluso hasta los que se identificaron como agentes del Ministerio Público de la Federación, quisieron dar información al respecto, pero lo que sí es cierto es que en operativo conjunto de los efectivos de la PGR y SEMAR, aseguraron dicho predio, ubicado en las inmediaciones del Parque Nacional Tulum.

OPERADORES

De acuerdo con fuentes dignas de toda credibilidad, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, a través de su entonces operador financiero, Moisés Mansur Cysneiros, es dueño del hotel La Vita è Bella, ubicado dentro del Parque Nacional Tulum, al igual que de otros 14 valiosos predios costeros, adquiridos con dinero público desviado.

La fuente explicó que los prestanombres de Duarte, coludidos con la notaria 81 de Tulum, inscribieron el título del hotel y en un operativo en el que estuvo presente Mansur Cysneiros, y supervisado por los abogados Alonso Ortega y Octavio Gutiérrez, se realizó el desalojo violento de los posesionarios de este lugar, en el año 2015.

Se dice que los prestanombres del exgobernador, como el ya mencionado, además de Alfonso Ortega López y Miguel Velázquez Nieva, adquirieron con recursos ilícitos la cartera vencida del Grupo Kor ante Citibank, a través de una empresa creada expresamente para este fin MexCo1, con lo que se hicieron propietarios de 15 lotes costeros dentro del Parque Nacional Tulum, incluido el del hotel La Vita è Bella.

Acto seguido, crearon una segunda empresa, MexCo2, con la que se compraron a sí mismos estas propiedades, pero a precios muy sobrevalorados, para así “blanquear” este capital, que regresaba a Duarte de Ochoa como dinero procedente de la venta de bienes inmuebles.

El último paso es la desaparición de MexCo2, a través de su compra, con el traspaso de sus propiedades a quienes realmente se quedarían con ellas: el séquito de Javier Duarte.

En su momento autoridades federales estimaron que el exgobernador desvió más de 600 millones de pesos del presupuesto de Veracruz, a través de contratos para obras o servicios inexistentes con 35 empresas “fantasma”, este recurso luego era canalizado para la compra de casas y terrenos en diversas partes de México, incluido Tulum, para su “lavado”.video tulum

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario