Asesina hotel a quelonios

Por Blanca Silva › Quequi

Mientras ambientalistas alistan el amparo contra la construcción del polémico hotel Gran Solaris Cancún en Playa Delfines, que ingresarán esta semana ante la autoridad judicial, ciudadanos dieron a conocer ayer domingo en redes sociales imágenes en las que se observan varias tortuguitas aparentemente muertas dentro del nido ubicado en las inmediaciones del predio donde pretende desarrollarse el centro de hospedaje.

Lo anterior confirmaría el ecocidio que ha empezado a provocar la obra, luego de que también la dirección municipal de Ecología redujera en más del 50% el área de anidación, lo cual provocó que varias tortuguitas murieran por un mal manejo, que se extendió también a numerosos huevos sin eclosionar. De acuerdo con la representante del grupo Guardianes del Manglar Cancún, Katerine Ender Córdova, los días 7 y 8 de noviembre personal de Ecología, se dio a la tarea de reducir la zona de anidación, labor en la cual se murieron varias tortuguitas, por lo que esta semana pedirán un informe al respecto.

En entrevista, detalló que la zona sigue bajo el resguardo de Ecología por lo que no han podido documentar el estado en que se encuentran los nidos, aunque sí han podido constatar la reducción del área sin que se hayan dado a conocer los motivos para ello, así como si los huevos retirados eclosionaron o no y si las tortuguitas están con vida.

Sin embargo, en la zona todavía persisten algunos corralitos, por lo que pedirán un reporte puntual de lo sucedido y hacia dónde están moviendo a las tortuguitas y los huevos, lo cual será anexado a las demandas interpuestas, al igual que los videos subidos a redes sociales.

En este sentido, comentó que el único reporte que les dio el personal encargado del área fue que al momento de limpiar los nidos por naturaleza se mueren algunas tortuguitas, lo cual no los deja conformes, pues la percepción que tienen es que están limpiando la zona y eliminando evidencia.

Lo anterior, insistió, incluso fue permitido por el personal de la PGR al no delimitar el área para evitar que quitaran las estructuras metálicas que habían colocado con materiales fuera de lo permitido, lo cual será utilizado también en la demanda de amparo que interpondrán esta semana para frenar la obra y que se deslinden responsabilidades de cómo se obtuvieron los permisos igual que se hizo en Tajamar.

En tanto, en la plataforma change.org, la petición subida por Guardianes el Manglar Cancún denominada “No al hotel Gran Solaris en Playa Delfines”, alcanzaba casi las 10 mil firmas luego de la manifestación realizada el sábado pasado en Playa Delfines, mientras que la de “Basta de construcciones ecocidas y contaminantes en Cancún”, ingresada por Roberto Villalobos de la agrupación “Por un mejor Quintana Roo”, contabilizaba prácticamente cinco mil.

Ambas peticiones, dirigidas a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), busca frenar el proyecto del grupo Royal Solaris Cancún, para lo cual la Roberto Villalobos se extiende también al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y al presidente Enrique Peña Nieto.

Cabe señalar que la Semarnat ya lo aprobó. El pasado 7 de julio, emitió un resolutivo en el que autoriza “de manera condicionada” el desarrollo del proyecto promovido por Julio Mateo Vázquez Tamayo, apoderado legal de Villas Solaris S de RL de CV.

OPINA LA IGLESIA

Ante la polémica y descontento generados por construcción de un proyecto hotelero en Playa Delfines el obispo de la Prelatura de Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, luego de encabezar la misa que cada medio día de domingo, dijo si por un lado, la misma Iglesia  invita a cuidar todos nuestra casa común que es la Tierra, debemos ser respetuosos en caso de que dicho espacio si pertenezca a alguien, quien quizá en apego a la ley, está haciendo valer un derecho que le corresponde.

No hay comentarios

Deja un comentario