Atajan riesgos para la salud

Por Mayra Cervera > Quequi

Ocho establecimientos comerciales fueron suspendidos por la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (Dpris) de Quintana Roo, por diversas anomalías en la venta de pescados y mariscos, informó su titular, Miguel Pino Murillo.

De igual manera, señaló que se aseguraron 80 kilogramos de productos de mar, entre pescados y mariscos, por representar riesgos para la salud de consumidores, por ser de especies prohibidas en esta temporada o encontrarse en estado de descomposición.

Se trata de mariscos variados y, principalmente, la especie barracuda o “picuda” que en estas fechas se prohíbe su consumo por la posibilidad de estar contaminada de la llamada ciguata, que afecta a quien la consume con infecciones estomacales que producen vómito y diarrea, así como la muerte en casos extremos que no se atienden.

De los comercios suspendidos, siete de ellos se encuentran en la Zona Norte y uno en Chetumal; sus propietarios u operadores podrían recibir multas de 100 a cuatro mil Unidades de Medida de Actualización, que significan entre ocho mil 449 y hasta 337 mil 960 pesos.

“Se han encontrado faltas menores en los establecimientos y algunos restaurantes que tenían sus productos en descomposición y sin la refrigeración adecuada”.

Pino Murillo dijo que las oficinas centrales realizan la revisión de los expedientes y la valoración de las irregularidades, para determinar las sanciones que correspondan.

Recalcó que se han verificado hasta el momento alrededor de 480 establecimientos y cooperativas con venta de mariscos, de las 800 que están programadas realizar hasta el 28 de este mes que concluye el periodo vacacional.

Dijo que independientemente de la temporada vacacional, se registran entre 15 a 20 denuncias mensuales por supuesta mala manipulación de los alimentos, lo que ocasiona enfermedades gastrointestinales.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario