Atenta dirigente de la tortilla contra las familias

Por Redacción > Quequi

A través de redes sociales, gente que se dedica a la venta de tortillas en diferentes colonias de la capital del estado, así como en tiendas de autoservicio, se quejan del trato déspota y prepotente del dirigente de la Cámara de la Industria de la Masa y la Tortilla en la Zona Sur de Quintana Roo, Julio Durán Sánchez, así como el director de la Cofepris en el estado, Miguel Alejandro Pino Murillo, dejando sin empleo a un buen número de familias.

En este orden, personas dedicadas a esta actividad desde hace más de 10 años, aseguran que no puede ser posible que ganarse la vida de manera honrada vendiendo tortillas en fraccionamientos y colonias populares de reciente creación, en las que no existen tortillerías utilizando vehículos propios como automóviles, motocicletas y bicicletas para poderse ganar unos cuantos pesos, sean sancionados por este pseudolíder de la masa y la tortilla, así como el titular de la Cofepris.

Agregan que lo más grave es que ni en tiendas departamentales o de abarrotes se permite dejar el producto, para que las familias la adquieran al precio real que en estos momentos es de 16 pesos el kilo; afirman que esta situación está propiciando que un buen número de familias se vean en la necesidad de desplazarse a las tortillerías alejadas de su domicilio o bien mandar a sus hijos menores para comprar el producto, a pesar del riesgo que corren al ser atropellados, agredidos o secuestrados.

Los inconformes mencionan que, si los gobiernos federal, estatal y municipal no meten orden para frenar este tipo de irregularidades que a toda costa buscan crear un monopolio, serán los propios ciudadanos quienes harán justicia por cuenta propia, debido a que no se puede dejar sin empleo a miles de familias que no dependen de la burocracia, además de afectar la economía de gente de escasos recursos económicos por el simple hecho de querer tener un control para la venta de un producto básico.

No hay comentarios

Deja un comentario