Cae artífice de la narcoguerra

CIUDAD DE MÉXICO

Por Agencias > Quequi

Genaro García Luna, quien ocupó la Secretaría de Seguridad Pública de 2006 a 2012 y fue pieza clave en el lanzamiento de la guerra de Felipe Calderón, fue detenido ayer en Texas, de acuerdo con distintos reportes periodísticos.

Una publicación detalló que “el arresto se produce como parte de una amplia investigación sobre la corrupción mexicana, luego del juicio contra Joaquín “El Chapo Guzmán”.

Asimismo, indicó que “durante su tiempo como Ministro de Seguridad de México, de 2006 a 2012, trabajó en estrecha colaboración con la DEA y supervisó el programa SIU, o Unidades de Investigación Sensibles”.

Posteriormente, se dio a conocer que el exfuncionario fue acusado en Nueva York de aceptar millones de dólares en sobornos para permitir que el Cártel de Sinaloa operara con impunidad.

Genaro García Luna, de 51 años, fue señalado por la fiscalía federal en Brooklyn de asociación ilícita para el tráfico de cocaína y mentir en declaraciones, dijeron las autoridades en un comunicado.

El excolaborador de Calderón Hinojosa fue arrestado por agentes federales en Dallas. La Fiscalía de Brooklyn dijo que pedirá su traslado a Nueva York.

El fiscal federal Richard P. Donoghue aseveró que el exfuncionario aceptó millones de dólares en sobornos del entonces líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo Guzmán” “cuando controlaba la Policía Federal mexicana y era responsable de garantizar la seguridad pública en México”.

“El arresto demuestra que estamos resueltos a llevar ante la justicia a quienes ayudan a los cárteles a infligir daños devastadores a Estados Unidos y México, independientemente de los puestos que ejercían cuando cometían sus crímenes”, añadió el fiscal.

Entre 2001 y 2012, García Luna recibió millones de dólares en sobornos cuando ejercía altas funciones policiales en el Gobierno mexicano, dijeron las autoridades.

De 2001 a 2005, encabezó la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y de 2006 a 2012 fue titular de la Secretaría de Seguridad Pública, que controlaba la fuerza policial federal.

Felipe Calderón, quien fue presidente de México de 2006 a 2012, tuiteó el martes que se había enterado del arresto por redes sociales.

“Desconozco detalles y estoy pendiente de la información que confirme el hecho, como de los cargos que, en su caso, se le imputen”, señaló en la red. “Mi postura será siempre en favor de la justicia y la ley”, dijo el exmandatario en sus redes sociales.

Con los sobornos pagados a García Luna, el Cártel de Sinaloa pudo enviar toneladas de cocaína y otras drogas a Estados Unidos y a la vez obtener información policial confidencial sobre cárteles rivales.

Los representantes de García Luna no hicieron declaraciones de inmediato.

Anteriormente se consideraba a García Luna un aliado poderoso en la lucha para impedir que los cárteles mexicanos enviaran drogas a Estados Unidos. Pero también se sospechaba que aceptaba sobornos.

García Luna desapareció de la escena pública apenas salió del Gobierno, en medio de fuertes cuestionamientos por su participación en la guerra que continúa en México. Reapareció en abril de 2018 cuando presentó su libro Seguridad y Bienestar.

En noviembre del año pasado, durante el juicio en Estados Unidos contra el capo Joaquín “El Chapo Guzmán”, el nombre de García Luna salió a relucir como uno de los funcionarios sobornados por el Cártel de Sinaloa.

Jesús Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, dijo, durante su testimonio en Nueva York, que el Cártel de Sinaloa reunió un fondo de 50 millones de dólares para sobornar al entonces súper secretario de Seguridad Pública. Incluso, aseguró que él mismo le entregó al exfuncionario tres millones de dólares en un maletín. Con ello, precisó, el cártel quería asegurarse de que un comandante que simpatizaba con su hermano, “El Mayo” Zambada, estuviera a cargo de la Policía en Culiacán. García Luna negó de inmediato las acusaciones: Es mentira, difamación y perjurio a mi persona.

En marzo pasado, una investigación reveló que el domingo 15 de noviembre de 2015, Genaro García fue multado por pasarse una señal de alto en una calle de Miami cuando conducía una camioneta plateada Mazda tipo SUV. En el formulario de la multa, el oficial de la Policía registró como dirección de García Luna una mansión de cuatro baños, cuatro cuartos y embarcadero propio en Golden Beach, Florida, valuada en 3.3 millones de dólares.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario