Cancún.- Conferencia del delegado de la Comisión Nacional e Internacional de Organizaciones y Confederaciones de Derechos Humanos, Raúl Fernández León, para denunciar irregularidades en el asesinato del preso cubano Luis Manuel Álvarez Adán con la posible complicidad del director del Cereso Jaime Rodríguez Millán.

Callan a El Cubano, lo mataron

 

 

Por Héctor Bello Guadarrama

Cancún.-El defensor de derechos humanos Raúl Fernández, denunció ante medios de comunicación la situación de abuso y precariedad en la que se encuentran los presos de la cárcel pública de Cancún, donde recientemente fue encontrado muerto Luis Álvarez Adán (a) “El Cubano”, del que asegura que fue asesinado y no se suicidó, como lo están queriendo hacer ver las autoridades del penal, además señaló que el entonces reo sufrió tortura.

Con temores de ser muerto por denunciar que Luis Álvarez fue eliminado por la información que poseía, de las complicidades de autoridades del gobierno del estado para facilitar la entrada de indocumentados, principalmente de origen cubano, así como en el trasiego de cocaína, el activista en los derechos humanos, aseguró contar con pruebas donde se torturan a los reclusos del penal de Cancún, y Luis habría sido uno de estos.

Luego de establecer que el recluso muerto fue sometido durante su estancia penitenciaria, a tortura tanto física como mental dentro del penal de Cancún, hacinado en una celda de 1.2 metros cuadrados, y donde en todo momento, según, recibió tratos orientados para hacerlo parecer como un desequilibrado mental.

El representante legal señaló que antes de morir, Álvarez Adán señaló al exsecretario de finanzas y planeación del estado, Juan Vergara Fernández,  de ser responsable de cualquier cosa que le ocurriera.

El activista en derechos humanos, reconoció que el abogado de nombre Ricardo Torres, se encuentra oculto por temor a ser asesinado al haber, según, un contrato de por medio para hacerlo. De acuerdo a una llamada que le hizo el difunto, días antes de ser encontrado muerto colgado de un cable en su celda.

Aseguró, que al igual que el abogado, también su vida se encuentra bajo amenaza de un supuesto contrato del crimen organizado, pero que aun así estaría dispuesto de llevar las cosas hasta el final, y cueste lo que cueste.

Señaló a un tal “Chechere”, como la persona que dio la orden de que los mataran por participar en las acciones de defensa legal para un reo que habría estado bajo la presión de la tortura.

Raúl Fernández, aseguró que el “Chechere”, es el mote de una persona de la cual desconoce su nombre o descripción, y presentó un audio en el que según el mismo “El Cubano”, denunció que el actual fiscal del estado, Miguel Ángel Pech Cen, debería ser investigado por participar con la delincuencia organizada, poniendo en duda la honorabilidad del funcionario estatal, a quien señalan de mantener una frecuente visita al penal.

En la grabación, se reveló que es de la misma cárcel dónde se ordena la colocación de las narco mantas, así como los contratos de asesinato.

En una fotografía enviada al periódico Reforma el pasado mes de abril, el interno de origen cubano y nacionalizado mexicano aseguró que el exfuncionario municipal le exigió 300 mil dólares para “gestionar” su libertad con el juez primero penal, Ezequiel Roldán Martín y la Magistrada Verónica Acacio.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario