Chak Meex pisotea a su aún esposa

FELIPE CARRILLO PUERTO

Por Redacción > Quequi

Son muchas las mujeres que hoy luchan por reivindicar sus derechos que a veces parecen haberse perdido para ellas en nuestra actual sociedad, sobre todo cuando enfrentan el rompimiento matrimonial y el resquebrajamiento de la familia, como es el caso de la señora Silvia, cuyo esposo, el presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, José Esquivel Vargas, tras 20 años de vida matrimonial y con quien procreó tres hijos, la desechó en el momento cúspide de su vida política.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el alcalde conocido como “Chak Meex”, no sólo cambió a su esposa por una atractiva joven de 22 años de edad de nombre Mónica O.J. (que además es su ahijada de bautizo), sino que sigue sumando a más mujeres a su desenfrenada vida sexual que hace cada vez más visible para sus gobernados. Inclusive, a finales del año pasado, ya como edil, se llevó a pasear a Europa y a América Latina a la joven, con el dinero de los carrilloportenses.

Y es que se filtró un listado con varios nombre de jovencitas a quienes, según, paga por favores sexuales, como es el caso de Karen Analí A. N., alias “La Chola”, de 29 años de edad y con quien tiene un hijo.

Aun cuando su esposa enfrenta un trámite de divorcio promovido por el alcalde de Felipe Carrillo Puerto, debe tolerar que su expareja compre propiedades y se pasee por muchos puntos de la Riviera Maya con un sinnúmero de jovencitas que mantiene en una lista de “aviadoras” en la Comuna carrolliportense, desde donde se han filtrado conversaciones y fotografías de las mujeres que aseguran son mantenidas con el dinero público.

Si bien este viernes 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y fue celebrado por primera vez en 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, extendiéndose luego a numerosos países; esta celebración para muchas mujeres como Silvia, exesposa de José Esquivel, pasará de largo. Y no será lo mismo para las damas de compañía que atienden con favores sexuales al alcalde que ya comienza a ser conocido como el “Alux del Viagra”.

En la reivindicación de la igualdad de la mujer, la señora Silvia (aún) de Esquivel, no tendrá nada que celebrar, pues no le permitieron siquiera lo que a su derecho correspondía como primera dama, ya que, según, fue amenazada de no acercarse a las instalaciones del DIF y mucho menos a las de la oficina de su “ex”.

El municipio de Felipe Carrillo Puerto tiene ingresos propios, muy pocos, y muy baja recaudación, pero aun cuando tiene una buena cantidad de recursos federales para fondos e infraestructura social, el alcalde prefiere mejor tener un harén que mantiene cobrando en la nómina del Ayuntamiento, y que no tienen ninguna función en específico como funcionarias.

En tanto, candil de la calle oscuridad de su casa, pues el alcalde anda de nido en nido celebrando a las mujeres, dejando sola a quien le dio tres hijos de un matrimonio que sin importar los sacrificios hechos en dos décadas de vida marital, ni siquiera valieron para darle un trato digno como mujer de un destacado político, que se pasa por el arco del triunfo cualquier situación de buena moral y de familia.

En el marco del 108 aniversario del Día Internacional de la Mujer, el presidente municipal de Felipe Carrillo Puerto, José Esquivel Vargas, se encuentra involucrado en un hexágono amoroso que mantiene con el dinero que debiera ser para atender los problemas más urgentes del municipio rural, que aún sigue careciendo de muchos servicios, que son aplazados porque el dinero de las arcas apenas alcanza para mantener a las mujeres que atienden los favores sexuales que demanda el alcalde conocido como “Chak Meex”.

Motivo por el cual, la sociedad carrilloportense empieza a cansarse de José Esquivel Vargas, presidente municipal de la localidad que es considerada como la cuna de la cultura maya de Quintana Roo, ya que lo acusan de gastar el dinero del erario en fiestas con jovencitas en la capital del estado. Y es por ello que se ausenta del Municipio por varios días disfrutar de su vida promiscua. Y no solamente abandona a la Comuna que desgobierna, sino también a su familia, y sobre todo a su esposa Silvia a quien después de usarla simplemente la desechó.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario