Claman justicia y cambio de fiscal

CANCÚN

Por Héctor Bello y Juan Manuel Trinidad › Quequi

Integrantes de diversas asociaciones civiles y ciudadanos en general realizaron una marcha de protesta en la que exigieron la destitución del fiscal de justicia en la entidad, Miguel Ángel Pech Cen, por la falta de resultados y contar más de 300 asesinatos sin esclarecer en lo que va del año.

Cancunenses realizaron una concentración y una marcha para protestar por la falta de resultados en la Fiscalía de Justicia del Estado, en la que exigieron la destitución inmediata del titular de esa dependencia, Miguel Ángel Pech, por ineficiente y estar permitiendo que la ciudad turística se valla a pique debido a que la delincuencia, que ya rebasó a las autoridades y su capacidad de respuesta para investigar y combatir el delito.

Los inconformes marcharon desde la avenida Tulum hacia la calle Xcaret hasta el edificio de la Fiscalía, donde entraron hasta el área de recepción, donde solicitaron la presencia del titular, y al no salir nadie a recibirlos comenzaron a lanzar gritos en los que solicitaban el cese del funcionario, recalando en sus declaraciones la necesidad de que sea investigado por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

Los familiares de algunas víctimas del delito, que fueron asesinados sin que se tengan resultados fehacientes de las investigaciones, reclamaron que las autoridades actúan por partida doble, primero permitiendo que gente inocente muera, privándolas de su vida y luego enlodando su honorabilidad.  Asimismo, le adjudicaron la responsabilidad de no intervenir ante tantos casos de extorsiones que existen en la ciudad y que por ello buena cantidad de negocios han cerrado.

Los inconformes, señalaron que la Fiscalía ha acumulado en solo cuatro años 646 asesinatos y contando, cometidos con toda la impunidad dado a que menos del 5% de estos casos han sido esclarecidos por la autoridad ministerial.

Finalmente,  se formó una comisión para entregar un escrito en las oficinas del fiscal, luego de ser atendidos por el vicefiscal, Juan Carlos Aldana Salazar, en el que se le exigió al alto a la violencia, no más hechos de sangre, no más homicidios, no más feminicidios y no más delincuencia.

TESTIMONIO

Entre las víctimas, Juan Carlos Peón, de oficio paramédico, denunció que hace tres semanas, estando en su domicilio con sus familiares, un grupo de personas armadas ingresaron, los sometieron apuntándolos con rifles de alto poder y les exigían dinero.

Entre el miedo y en el silencio, pedía que si lo mataban que no fuera en presencia de su progenitora, quien estaba también ahí, sometida ante los delincuentes, pero estos se llevaron a su sobrino, un joven trabajador, quien posteriormente fue encontrado ensabanado por la Ruta de los Cenotes.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario