Conato de bronca en el ‘Lázaro Cárdenas’

Por José López > Quequi 

Un enfrentamiento entre vendedoras rurales de Maya Balam y Kuchumatán e inspectores de la Dirección de Reglamento, Fiscalización y Vía Pública del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, se registró en las inmediaciones del mercado “Lázaro Cárdenas”, después de que los inspectores les impidieran establecerse para vender sus productos, debido a que no utilizan insumos que cuiden la salud de los compradores. 

Los hechos se registraron alrededor de las 2:00 horas cuando inspectores y cinco elementos de la Policía Municipal Preventiva arribaron al mercado “Lázaro Cárdenas”, para esperar la llegada de las vendedoras de Maya Balam y Kuchumatán. 

Cuando estas llegaron y se disponían a establecerse, los inspectores se los impidieron bajo el argumento de que manejan alimentos y no utilizan cubrebocas, guantes, ni gel antibacterial, además de la sana distancia entre los compradores, por lo que tenían que retirarse del lugar. 

Ante estos hechos, las vendedoras rurales pidieron que les dieran permiso de instalarse en lo que iban a comprar los insumos, pues esta es su única fuente de ingreso, además de que durante varios días no trabajaron; sin embargo, las autoridades municipales se negaron, lo que hizo que las aproximadamente 20 vendedoras se enfurecieran. 

Las féminas denunciaron que están hartas de la corrupción y hostigamiento de los inspectores, por lo que comenzaron a agredir verbal y físicamente a los policías e inspectores, por lo que se solicitó el apoyo de la Policía de Quintana Roo quienes acudieron al lugar para controlar la situación. 

Después de varios minutos de diálogo se acordó no impedir vender a las ambulantes; sin embargo, quedaron obligadas a utilizar insumos que cuiden la salud de los compradores, asimismo se estableció que las restricciones serán para todos los comerciantes, inclusive los establecidos, porque existen casos de aquellos que han invadido las banquetas y tampoco respetan las disposiciones sanitarias. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario