Continúa impue muerte de mujer

Por Raimon Rosado > Quequi

Desde hace 30 meses, Luis Enrique Magaña Durán, está a la espera de que autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE), aplique todo el peso de la ley contra la Clínica Victoria, de esta ciudad y contra el médico, Jorge Aguilar Macías, quien incurrió en una presunta negligencia médica, que provocó la muerte de su esposa, Marcela Torres Padrón, cuando dio a luz al hijo de ambos, lo que ha derivado asimismo en la imposibilidad de recibir el cuerpo de su mujer, que desde el 2016 permanece en la morgue del Servicio Médico Forense.

Las dilaciones en las que ha incurrido durante casi tres años la dependencia de justicia estatal, fueron denunciadas por el afectado, acompañado de sus abogados encabezados por, María del Refugio Pichardo, indicó que el día 12 de diciembre del año 2016, la hoy fallecida ingresó a la Clínica Victoria Med, de la avenida Sunyaxchén de esta ciudad, para dar a luz a su primer hijo, el cual nació en un parto natural. No obstante, personal del mencionado centro hospitalario, encabezados por el doctor, Jorge Aguilar Macías, no activaron los protocolos de emergencia, cuando la madre primeriza, de 32 años de edad, presentó una fuerte hemorragia, que al no contar con la sangre requerida para transfundirle, ni los implementos médicos necesarios, le sobrevino la muerte, lo cual consta en la carpeta de investigación 7579/2016.

Entre las irregularidades que presenta dicha investigación está el que la FGE, no ha imputado jurídicamente al médico señalado, debido a múltiples cambios en el personal de la Policía Ministerial, a cargo de quienes incluso han dejado de asistir a las audiencias dictadas por el juez de control.

Al afirmar que además del hoy viudo se ha actuado en perjuicio de Mateo, el hijo que dio a luz, la abogada Marcela Torres lamentó el lento e indiferente proceder de las autoridades de justicia estatales, lo que se suma a que ni siquiera la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), haya impuesto sanciones más severas contra la Clínica Victoria, que ante esta muerte materna, fue clausurada temporalmente, además de que no se ha ejercido acción penal alguna, contra Jorge Aguilar Macías,, quien incurrió en el delito de usurpación de funciones médicas, al atender un parto sin contar con los conocimientos certificables en ginecología mediante cédula profesional, necesarios.

El hoy viudo, Luis Enrique Magaña Durán, señala que al ser su deseo cremar los restos de su mujer, tal cosa ha sido impedido por las mismas instancias judiciales de la entidad, al no estar cerrada la investigación en torno su muerte, por lo que desde hace 30 meses su cuerpo permanece en el Semefo, lo que contribuye a su desesperación en que su asunto se solucione lo antes posible.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario