Convertido Calderitas en un pueblo sin ley

Por Sergio López Lara > Quequi

A pesar de que el poblado turístico de Calderitas se encuentra a tan sólo 15 kilómetros de la capital del estado, sigue siendo un pueblo sin ley, donde sus habitantes tienen que refugiarse desde temprana hora en sus hogares, para no sufrir algún tipo de ataque por parte de personas extrañas que constantemente llegan a este lugar a altas horas de la noche en vehículos de lujo.

Por temor a represalias, los habitantes solicitan se omitan sus nombres y fotografías; sin embargo, aseguran que desde hace más de 20 años, en este lugar habitado por más de 15 mil familias pasan cosas extrañas, destacando desde el tráfico de caracol rosado que realizan en Banco Chinchorro y Mahahual, para trasladarlo por mar y comercializarlo en domicilios particulares de este lugar, a razón de 100 pesos el kilo; además de tortugas y langosta.

Mencionaron que en el lugar existe una reserva ecológica conocida como Tamalcab, un islote en donde se encontraban especies como mantarraya, venado, tepezcuintle, jagüilla, tejón y monos, pero que poco a poco han ido desapareciendo de este lugar a causa de los cazadores y pescadores furtivos, mismos que constantemente llegan a este sitio, debido a la nula vigilancia en el lugar considerado como un área en que se encuentran vestigios de la cultura maya.

Afirman que en este lugar también se encuentra la Zona Arqueológica de Oxtankah, la cual cuenta con infinidad de estructuras mayas; sin embargo, muy poca gente la visita por falta de promoción turística, además de que en el sitio hay infinidad de áreas en las que se encuentran vestigios que no han sido estudiados y mucho menos exhibidos al público por parte del INAH, aunque sí está siendo saqueada por gente ajena a la comunidad.

En Calderitas se ubican las colonias irregulares Oaxaca, Yucatán, Veracruz y Mártires Antorchistas, en donde habita gente altamente peligrosa, dedicada a actividades ilícitas como el narcomenudeo, además de pescadores furtivos que también se encuentran relacionados con la delincuencia organizada, expertos para manejar embarcaciones a altas horas de la noche por todo el mar Caribe.

Lo denunciantes afirman que los 40 restaurantes ubicados en el malecón, funcionan de 10:00 a las 21:30 horas, de lunes a domingo, mismos que cierran sus puertas para no ser víctimas de la delincuencia, debido a que a esa hora empiezan a  operar los lugares clandestinos en los que se venden bebidas embriagantes, drogas y se practica la prostitución sin problema alguno, debido a que los encargados pagan protección y seguridad.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario