Crecen los negocios del edil Alexander Zetina

BACALAR

Por Sergio López Lara > Quequi

La voracidad desmedida del presidente municipal de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, sigue causando malestar e inconformidad entre los habitantes del Pueblo Mágico, debido a que mientras manda a clausurar establecimientos que aparentemente no cuentan con estudios de impacto ambiental, él sigue construyendo hoteles y restaurantes de lujo dentro de este entorno natural en el que se encuentra infinidad de peces, reptiles, aves, mangle y estromatolitos.

Recientemente fue abierto al público un restaurante de lujo a las orillas de la laguna, mismo que se ubica en la costera, el cual empezó a ser construido hace unos meses sin que se supiera a quién pertenecía, debido a que las obras se trataron de realizar de manera discreta y lo más pronto posible, para lo cual se tapizó el lugar con algunas maderas.

Después de tres meses, el moderno restaurante se encuentra terminado, mismo que consta de un techo de zacate, maderas duras y preciosas, además de acabados de lujo, iluminación total, baños, privado en donde se servirán mariscos, cortes finos, pollo, pastas y postres de alta repostería, mismo que se encuentra en uno de los lugares más concurridos en la costera, debido a que hay hoteles, casas de descanso y clubes a los que se dan cita empresarios, funcionarios de primer nivel, así como turistas nacionales e internacionales.

Propietarios de algunos pequeños restaurantes que se encuentran establecidos en la zona, aseguran que este nuevo negocio, por lo menos tuvo una inversión de dos millones de pesos, sin incluir el lujoso mobiliario y la contratación del personal. Este se suma a los tres hoteles, dos casas, un departamento, dos escuelas privadas y dos comercios con los que cuenta Alexander Zetina Aguiluz, quien a lo largo de dos periodos de gobierno ha logrado amasar una fortuna valuada en más de 15 millones de pesos, mientras Bacalar sigue sumergido en la inseguridad y la falta de servicios.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario