“Cuando la bendición no es mala”

Parece raro decir esta frase; pero es así. He escuchado decir; “Juan recibió una gran bendición, porque le regalaron una camioneta”, pero lamentablemente en ella murió toda la familia en un accidente carretero; que “Lucas recibió una gran bendición porque lo ascendieron en su empleo”, pero al ganar más dinero, se volvió arrogante y presumido; Que “Martha fue muy bendecida porque se casó con el ministro de música de la iglesia”, pero lamentablemente no era quien creían que era y terminó divorciándose; Que “María fue muy bendecida porque se encontró en la calle un fajo de billetes”, María puso un negocio que le quitó la alegría de su libertad, de su tiempo en la iglesia. Bueno, suelen pasar estas cosas.

Las cosas que nos llegan, pueden parecer muy buenas, y algunas de ellas lo son, el problema es que no todas vienen a bendecirnos en realidad. Algunas cosas que llegan a nuestra vida pueden provocarnos tristezas porque no eran lo que en verdad pensamos que eran; otras, porque no supimos manejarlas, no supimos qué hacer con ellas.

Algunas otras cosas, como adversidades o tragedias, nos desafiaron y sacaron de nosotros las fuerzas, la perseverancia, la capacidad y otras virtudes dormidas que no se hubieran despertado si no hubiésemos pasado por las circunstancias difíciles que pasamos. Por eso, “no todo lo bueno es bueno ni todo lo malo es malo”. La biblia lo dice así:

Todo lo bueno y perfecto que se nos da, viene de arriba, de Dios, que creó los astros del cielo. Dios es siempre el mismo: en él no hay variaciones ni oscurecimientos. Santiago 1:17.

Quiera Dios que nuestros ojos sean abiertos para mirar las complicaciones que hay en aquellas cosas con apariencia de “buenas”; y también de descubrir las oportunidades en aquellas cosas que parece que no vienen de Dios. Dios es quien, por su poder, sabiduría, soberanía y amor, permite ciertas cosas que lleguen a nosotros, nosotros hemos de saber qué hacer ante ellas, no volvernos locos para juzgar a la ligera e interpretar mal.

Lo que viene de Dios sea bueno o malo, siempre dejará bendición a nuestras vidas.

¡Bendiciones amigos y hermanos del camino, del buen camino de Dios!

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta