Cuida Iberostar de los corales

seguir tomando medidas audaces”, declaró Gloria Fluxà, Vicepresidenta y CSO (ChiefSustainabilityOfficer) de Grupo Iberostar.

El Coral Lab actuará como refugio para los arrecifes coralinos amenazados del Caribe. Es un banco genético, protegido ante los huracanes cada vez más devastadores en alta mar, donde viven la mayoría de arrecifes. Además, extrae el agua salada de los pozos, no del océano, y así lo protege de enfermedades de gran alcance y rápida proliferación, que afectan a los corales, como la SCTLD.

Entre sus características, el laboratorio cuenta con cuatro depósitos de 1.200 litros, otros cuatro con una capacidad de 500 litros y cuatro sistemas de control que permitirán a los investigadores simular con precisión las condiciones marinas futuras. Esto hará posible el desarrollo de cepas de coral resistentes al calor, que algún día podrían reponer los debilitados arrecifes que sustentan poblaciones enteras de peces y protegen los medios de vida costeros.

En palabras de la Dra. Morikawa: “poner todo este engranaje en marcha en unos plazos tan justos y en tierra firme fue un esfuerzo hercúleo que requirió innovación y colaboración. El personal del hotel Iberostar colaboró en la construcción y el diseño. El gobierno dominicano ayudó con la tramitación de los permisos. El diseño se consultó a una serie de ingenieros y acuaristas, y una empresa especializada en spa construyó los mandos de los depósitos”. Y prosigue: “Todos estaban dispuestos a poner su granito de arena. Esto nos ofreció una maravillosa perspectiva local. Jamás hubiera esperado que fuéramos capaces de construir un laboratorio en un año, pero no teníamos otra opción, se nos agotaba el tiempo”.

Iberostar prevé inaugurar más instalaciones para proteger la salud costera en otros emplazamientos en los próximos dos años y construir una serie de viveros en alta mar.

Cabe destacar que el laboratorio fue diseñado para brindar a los clientes y a la comunidad local una experiencia oceánica única e imborrable en tierra y exponerlos a un reto ambiental al que, de otro modo, nunca se podrían enfrentar.

“Creo que lo más importante es que los hoteles pueden contribuir a proteger nuestros océanos de formas que verdaderamente no esperábamos,” afirma la Dra. Morikawa. “Paradójicamente, nosotros, como comunidad científica, llevamos años trabajando en la creación de un argumento económico a favor de salvar los arrecifes de coral. Lo que enganchó a Iberostar fue simplemente su deseo de protegerlos.”

Grupo Iberostar puso en marcha en 2017 el ambicioso movimiento “Wave of Change”, diseñado en línea con el Objetivo 14 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS), “Vida Submarina”, que trabaja sobre tres pilares fundamentales: la eliminación

de los plásticos de un solo uso, el fomento de consumo responsable de pescado y la mejora de la salud costera.

PLAYA DEL CARMEN

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario