José Funes Izaguirre, delegado de Semarnat en Q. Roo, se ha convertido en un depredador ecológico, dando permisos a diestra y siniestra.

Culpan de devastación a delegado de Semarnat

TULUM. Los irreversibles daños ecológicos en el “corazón” del Parque Nacional Tulum, son responsabilidad de José Funes Izaguirre, delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Quintana Roo, pues fue quien resolvió que no se  requiere de estudios de evaluación de protección e impacto ambiental para construir en dicha zona protegida, aseguró Gabriel Sifri Jiménez, ambientalista.

“Bajo el amparo del resolutivo 42/PA/130/2015 autorizado por Semarnat, se concluyó la obra de construcción y ampliación de los  hoteles Mayan Grill y Mi Amor, propiedad del extranjero australiano John Kendall, y sobre esto queda claro que el funcionario federal se burló no sólo de la Federación, sino de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en mayo de 2011, por decisión unánime frenó las construcciones dentro del PNT”, acusó.

Pidió que se investigue a a Funes Izaguirre, ya que fue él quien resolvió que todas las construcciones no requieren estudios de evaluación de protección e impacto ambiental para construir dentro del parque, razón por la cual, hoy por hoy todos siguen construyendo al margen de la impunidad, incluyendo el que está casi por terminar en pleno corazón del área natural protegida, cuya propiedad se le atribuye a Juan Pereyra Escudero”, ex secretario del Ayuntamiento de Solidaridad y ex diputado local.

“En todos existe una tremenda corrupción y están acabando con el Parque Nacional Tulum, pues no obstante a las medidas anunciadas desde 2011 por las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia respecto a demoliciones, luego de varias clausuras de la Profepa, lo cierto es que en la actualidad los desarrollos turísticos se siguen edificando”, destacó el también ambientalista, Bonifacio Loría Pacheco.

Indicó que la corrupción dentro de la Semarnat aún persiste, porque lejos de frenar las obras de ampliación de los hoteles, otorga a través de José Luis Funes Izaguirre, resolutivos a nuevas construcciones que señalan no se requieren estudios de evaluación de protección e impacto ambiental para construir sobre dicha zona protegida.

“Y es que al parecer con  los resolutivos AFQR/0385/2015 y AFQR/2204/2015, el delegado de la Semarnat emitió resolutivos de impacto ambiental y autorizó la ampliación de los  hoteles Mayan Grill y Mi Amor, así como la que está en playa Pescadores, presunta propiedad de Juan Carlos Pereyra Escudero”, enfatizó. (Francisco Canul).

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario