De fortaleza de Pablo Escobar a lujoso hotel

Tulum, del destino turístico predilecto en la actualidad cerró el 2019 con ocho mil 960 llaves de hotel y para este 2020 llegará a superar los nueve mil cuartos con las próximas aperturas de centros de hospedajes, entre estos un resort de lujo que será operado bajo la enseña Ritz-Carlton, que será edificado en el predio conocido como Casa Magna Fase II, cuya propiedad se le atribuyó al extinto jefe del Cártel de Medellín, Colombia, Pablo Escobar.

Los hoteleros de Punta Piedra dicen que se difundió que en octubre de 1997, la entonces desaparecida FEADS aseguró la Casa Magna, propiedad de Fanny Barrera Coartas, identificado en informes de la PGR como publirrelacionista del Cártel de Medellín, quien era de origen colombiano y quien tuvo a su cargo la supervisión de la “Gran Fortaleza”, denominado predio Punta Piedra y las dos construcciones.

Cabe recordar que la Casa Magna era un búnquer donde supuestamente se hacían juntas de “alta jerarquía” con los varones de la droga, siendo eso lo que motivó su aseguramiento en 1987 por la entonces PGR hoy FGR.

Hoy a 23 años de su aseguramiento, los nuevos propietarios invertirán 100 millones de dólares para transformar el complejo en un hotel de lujo con 40 habitaciones, y se ha difundido a través de portales electrónicos que siguiendo su estela, la compañía inmobiliaria con sede en Nueva York Thor Equities Group adquirió por 17.5 millones de dólares (15. 7 millones de euros) la Casa Magna, muy próxima a la anterior.

Actualmente sin uso, la empresa prevé invertir otros 100 millones de dólares (89.8 millones de euros) en el complejo para transformarlo en un hotel de lujo con 40 habitaciones y un spa.

EL REFUGIO DEL PATRÓN

De hecho, existen evidencias de que años atrás efectivos del Ejército Mexicano en su lucha contra el narcotráfico aseguraron toneladas de drogas al Sur de la Zona Arqueológica de Tulum, al mismo tiempo han detenido a narcotraficantes, mientras que, por otro lado, las llamadas “lanchas tiburones” fueron quemadas para borrar evidencias, así como también en esa zona aparecían objetos y otros productos de manufactura colombiana.

Los predios están localizados en el kilómetro 9.5 aproximadamente de la carretera vecinal Tulum-Punta Allen, a unos 800 metros del Arco Maya que permite la entrada a la biosfera de Sian Ka’an.

Los hoteleros de la región dicen que Pablo Escobar, el entonces capo colombiano, no alcanzó a disfrutar un palacio con influencia budista que construyó en Tulum, toda vez que el 2 de diciembre de 1993, en el barrio de los Olivos en la ciudad colombiana de Medellín se le dio muerte.

Cabe recordar que fue en octubre de 1997, cuando la desaparecida Fiscalía Especial de Atención de Delitos contra la Salud (FEADS), aseguró la Casa Magna; en ese entonces la Procuraduría General de República (PGR), agentes federales colocaron en puertas y ventanas sellos con la inscripción de la averiguación previa que se le siguió al caso, bajo el número 215/MPFEADS/97, hoy a más de dos décadas la historia ya es otra.

Hoy día la residencia ya fue entregada a los supuestos dueños, según documentos exhibidos en el marco de las diligencias realizadas por las autoridades correspondientes, se trató de una gran “fortaleza” de dos edificios, que hasta ahora se sigue diciendo de manera extraoficial que perteneció al entonces narcotraficante colombiano Pablo Emilio Escobar Gaviria, abatido a tiros en 1993.

Devolución de predio

A través de la Coordinación Regional Cancún de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con el oficio número DCO/DECR/CRC/ATJR/0734/08, en el año 2007 inició el proceso de devolución, y se notificó procedente la devolución del predio denominado Punta Piedra y las dos construcciones localizadas en el mismo, el cual se encuentra ubicado en el kilómetro 9.5 aproximadamente de la carretera vecinal Tulum – Punta Allen, a unos 800 metros del Arco Maya que permite la entrada a la biosfera de Sian Ka’an.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario