Desamparados los albañiles

INSEGURIDAD
Ni a las autoridades les interesa la situación que viven; carecen de seguridad y prestaciones.

Por Cliserio E. Cedillo Quequi

Dependencias municipales, estatales y federales, prácticamente de membrete, ya que son inoperantes y desinteresadas en su función contribuyen a que semanalmente en la industria de la construcción se registren al menos 40 accidentes de trabajo y que durante el 2015 se hayan ocasionado al menos ocho muertes. Nadie supervisa las condiciones de seguridad e higiene en que deben de trabajar, “pero eso sí existe un ejército de inspectores para supervisar que las obras cuenten con todos sus permisos de los tres niveles de gobierno”.
Es así que al menos unos 90 mil trabajadores de la construcción se oponen diariamente a tener algún accidente: trabajan sin casco, argumentando que les estorba, carecen de botas tipo industrial, laboran con chancletas o con lo que cuenten, carecen de cinturones de seguridad para trabajar en las alturas, aunque los mismos males les causarían una caída de tres o cincuenta metros.
La gran mayoría carece de Seguro Social, por lo que se exponen ellos y sus familias a no poder enfrentar enfermedades peligrosas o crónico degenerativas, mientras que sus respectivos sindicatos se muestran impotentes, más ahora que nunca, por las reformas a la Ley Federal del Trabajo, que da más garantías a los patrones que a los empleados, por lo que sólo se restringen a conseguirles y mantener en el empleo a sus socios, aunque no cuenten con ninguna prestación.
En lo anterior se resume la situación de miles de empleados de la construcción desde el punto de vista de José Juan Chilón Colorado, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores y Empleados de la Construcción (SITEC), quien lamenta además la grave disminución de inversión en el sector, por lo que año con año hay un mayor desempleo.

INDUSTRIA DECADENTE
En entrevista con Quequi, Chilón Colorado, asegura que la industria de la construcción en Quintana Roo ha resentido un fuerte impacto a raíz de las condiciones económicas internacionales, que ahora se recrudecen en México con la grave depreciación de nuestra moneda ante los 18 pesos por un dólar. Es así que, de acuerdo a información de la Secretaría de Economía, el mayor repunte de la industria de la construcción en el estado se dio en el 2005 cuando se produjeron 280 mil empleos debido al paso del huracán Wilma, paulatinamente fueron disminuyendo hasta bajar a 117 mil en el 2009 y actualmente no se conservan más de 90 mil fuentes de trabajo en esta industria. Es decir, en 10 años la inversión en este rubro cayó en más de un 60%.
Lo anterior, asegura Chilón Colorado es casusa de que al menos cinco mil albañiles, en diferentes categorías, hayan cambiado obligadamente su actividad por la de tianguistas, al grado de que para ello el SITEC firmó un convenio con Melitón Ortega, dirigente de la Unión de Tianguistas de Quintana Roo. De igual forma, unos 500 extrabajadores de la industria de la construcción, además con edad avanzada, presten sus servicios como empacadores o cerillos en diferentes supermercados de la ciudad, tan solo en Cancún.
En cuanto a la seguridad de los albañiles, un maestro de obra, Juan de Dios Hau Pech, quien supervisa los trabajos en uno de los fraccionamientos al final de la avenida Huayacán, dice que “no utilizan casco porque les estorba, prefieren su gorra o el sombrero”. En cuanto a los zapatos de seguridad, anota, se los hemos dado, pero la mayoría ser los lleva a su casa y no se los vuelven a poner, prefieren sus tenis, zapatos o chancletas.
Con respecto a los accidentes, dice el entrevistado, algunos de los albañiles tienen su Seguro Social que, durante el tiempo que dura la obra, lo paga el patrón, quienes no tienen seguro, que son la mayoría, y llegan a sufrir algún accidente, los llevamos a una clínica particular ubicada por El Parián. Lo cuestionamos sobre si tienen alguna prestación y tajante contesta: “No hay ninguna. Aquí vienen por el sueldo, lo que necesitan es trabajo y eso es lo importante, además de que no pagamos ninguna cuota al sindicato.
“Los sueldos no son altos, pero tampoco bajos, por ejemplo”, dice, “un albañil gana a la semana dos mil 200 pesos, pero ya les vamos a subir a dos mil 300. Un carpintero está ganando dos mil 500; el fierrero, dos mil 400 y los ayudantes mil 500. Claro que pelean o mejores sueldos, pero en otros lados están peor, algunos se van, pero luego regresan, no hay más que aceptar”, concluye Juan de Dios.

URGE AUTORIDAD PRIMARIA
Por su parte, Chilón Colorado, manifiesta que una solución para dar seguridad a los trabajadores de la Construcción podría ser la creación de la Dirección Municipal de Trabajo y Previsión Social, que funcione como la dirección de Ecología o Desarrollo Urbano, con un grupo de inspectores que estén cerca de la fuente de empleo, que sea como la autoridad primaria que tome conocimiento de una fuente de empleo.
Esa Dirección de Trabajo y Previsión Social, para que funcione, dice, contaría con facultades para tener la fiscalización de Seguridad e Higiene en esa fuente de empleo y que el Ayuntamiento al otorgar el permiso de Construcción, también exija la firma de un Contrato Colectivo de Trabajo que contenga las condiciones de higiene y seguridad que marca la Ley Federal del Trabajo.
De igual forma, se turnaría la Licencia de Construcción al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, tanto del estado como a la delegación federal en Quintana Roo con periodicidad semanal, quincenal o mensual, para que esas dependencias también cumplan con su responsabilidad de “fiscalizar las obras”, tal y como lo prevé la legislación federal, asienta el entrevistado.
Es así que la Secretaría de Trabajo debe fiscaliza todas las fuentes de empleo, sin importar el número de trabajadores ni el giro de la empresa. En el caso del municipio, es irónico que exista un regidor y tenga la Comisión de Trabajo y Previsión Social, pero para efectos de trabajadores al servicio del Ayuntamiento, no para fiscalizar fuentes de empleo externas, señala Chilón Colorado.
Es importante que el Congreso del Estado modificara las Ley de los Municipios para que los municipios tengan la facultad de crear la dirección que proponemos, que en concordancia de las secretarías de Trabajo federal y estatal hagan la inspección directamente a las fuentes de empleo iniciando con la expedición de la Licencia de Construcción. Sería muy fácil y no lamentaríamos tantos accidentes ni muertes que enlutan a familias muy humildes, concluye el dirigente de la SITEC.

Comments

comments

1 comentario

Deja un comentario

  • Football Solutions European Qualifiers – Liechtenstein-Israel – Statistics
    10 Noviembre 2018 at 6:17 pm -

    Theo Walcott sees no reason why England cannot challenge for the European Championship crown after becoming the first nation to qualify for next summer’s finals. England can challenge for Euro 2016… we’re getting better as a team, says Theo Walcott