Desatada la ira en Estados Unidos

VIRGINIA.-

El pequeño empresario de Illinois James T. Hodgkinson, de 66 años, puso ayer a Estados Unidos al filo de la tragedia. Obsesionado con Donald Trump, este hombre sin antecedentes graves empuñó un rifle de asalto y disparó contra una veintena de congresistas conservadores que jugaban al béisbol a 20 minutos del Capitolio. En su ataque hirió a cinco personas, entre ellas el líder de la bancada republicana en la Cámara de Representantes, Steve Scalise. Luego fue abatido a tiros y murió. En Washington, los ya viejos fantasmas del control de las armas y el odio político acababan de resucitar.

El presidente de EU, Donald Trump, afirmó que el sospechoso del tiroteo en Alexandria (Virginia), a las afueras de Washington, ha fallecido a causa de las heridas sufridas cuando fue reducido por las autoridades.

ABATIDO

“El atacante ha muerto”, anunció Trump en una breve comparecencia, en tono comedido y de apenas 4 minutos, desde la Casa Blanca para abordar el tiroteo, ocurrido en un campo de béisbol en Alexandria y en el que resultaron heridas al menos cinco personas, entre ellas el congresista republicano Steve Scalise.

Trump llamó a la unidad política tras surgir informes de que el supuesto autor del tiroteo, identificado por fuentes policiales citadas por los medios como James T. Hodgkinson, de 66 años, tenía ideas progresistas y quería “destruir” al mandatario estadounidense.

“Podemos tener nuestras diferencias, pero en tiempos como estos nos viene bien recordar que todos los que sirven en nuestro Capitolio están ahí porque aman su país. Somos más fuertes cuando estamos unidos y cuando trabajamos juntos por el bien común”, enfatizó Trump.

NOTA SECUNDARIA

Tiroteo en San Francisco

CALIFORNIA

Por Agencias Quequi

Fuerzas policiales de San Francisco se movilizaron a causa de un tiroteo que ocurrió en un gran depósito y centro de servicios al cliente del correo privado UPS. Algunos medios aseguraron que habría al menos dos fallecidos y cinco heridos.

UPS confirmó en un comunicado que el sospechoso es un trabajador de la empresa. Mientras tanto, el hospital general de San Francisco confirmó que recibió múltiples víctimas, provenientes del lugar de los hechos, pero no ha dado detalles ni sobre el número ni sobre la gravedad de los heridos.

En las redes sociales publicaron unas fotografías, donde aparecen dos posibles cuerpos tapados con unos plásticos amarillos, pero las autoridades, por ahora, no han confirmado si hay muertos.

No hay comentarios

Deja un comentario