Desconocen acuerdo laboral

Por Mayra Cervera/Allan Sulub Hernández > Quequi

Extrabajadores del ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto acusaron a la secretaria del Trabajo, Carolina Portillo Navarro. de pretender obligar a los 74 extrabajadores despedidos injustificadamente en 2008, para que acepten sólo cuatro millones como abono de indemnización de un total de 17.5 que ordenó la Junta de  Conciliación y Arbitraje.

Esto, a pesar de que existía un acuerdo “político” de signar un convenio en el que, el ayuntamiento se compromete en base a su capacidad financiera, iniciar el pago de un laudo laboral con 4 millones de pesos y abonar una cantidad mensual de 300 mil pesos, hasta cubrir un monto total de 17.5 millones, a favor de 74 extrabajadores de la comuna, los “agraviados” desecharon el convenio acordado ante la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

De manera extraoficial se pudo conocer, que la parte jurídica del ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, acudió el día de ayer a la ciudad de Chetumal, con fines de firmar el convenio acordado el pasado 6 de intervino la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Catalina Portillo, para dar inicio al proceso de pago del laudo laboral de 17.5 millones de pesos con antecedentes en el año del 2008.

Sin embargo, trascendió que, en el encuentro celebrado ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, entre representantes del Ayuntamiento y ex trabajadores, los agraviados se opusieron a la propuesta previamente acordada, aparentemente tras intereses políticos de grupos adversarios a la presidenta municipal Paoly Perera Maldonado, encabezados presuntamente por el diputado José Esquivel Vargas, quien aspira a ñla presidenta municipal.

Ayer, alrededor de 50 extrabajadores de los 74 afectados, acudieron a las oficinas de la  Procuraduría de la Defensa del Trabajo para exigir en la audiencia que sostuvieron con representantes legales del Ayuntamiento, cubrir el total de la indemnización y no en pagos chiquitos.

María Luisa Dzidz Yam, una de las afectadas, denunció públicamente que la Secretaria del Trabajo, Catalina Portillo Navarro, lejos de apoyar a los trabajadores, buscó el beneficio del Ayuntamiento al imponerle a los afectados que se les dé un primer abono de 4 millones de pesos y parcialidades de 300 mil pesos.

Una de las propuestas que los trabajadores señalaron, es que se les pague nueve millones de pesos y el otro 50% en un tiempo considerable, acuerdo que también fue rechazado por los representantes legales de dicho municipio.

No hay comentarios

Deja un comentario