Desmiente el fiscal a los Coello

El actual fiscal del estado, Óscar Montes de Oca, es contundente: son totalmente falsas las acusaciones que me hace Javier Coello Trejo y su hijo Javier Coello Zuarth, acerca de dar carpetazo a un asunto del fallecimiento de un hermano del actual fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, número FSP/B/T2/01202/16-04, iniciado en abril de 2016 por los delitos de denegación o retardo de justicia y prevaricación en la Procuraduría de la Cdmx, de la cual formaba parte como subprocurador de averiguaciones previas.

Montes de Oca resaltó que se pueden revisar las bitácoras de visitas del mes de marzo y abril de 2016, donde podrán ver que nunca existió la visita que Coello Zuarth dice que sostuvo con él. Insiste que el abogado de Gertz Manero miente con fines leguleyos y falsos para intentar alguna estratagema jurídica, ya que el despacho Coello Trejo y Asociados S.C. tienen fama de embusteros y mentirosos. 

La demanda de fue puesta el 26 de agosto de 2015 por los abogados mencionados, a petición de Alejandro Gertz Manero, entonces rector de la Universidad de las Américas, otorgándole a Javier Coello Trejo un amplio poder legal para iniciar a su nombre una denuncia y representarlo en el proceso penal contra la probable responsable de la muerte de su hermano Federico, quien tenía entonces 82 años. Y el caso estaría en el olvido, pero sucede que Coello es defensor de Emilio Lozoya Austin, acusado de lavar dinero con Odebrech por miles de millones de dólares, y también es el defensor de Gertz, por el caso mencionado. Una situación de conflictos de interés que hasta ahora habían sido ocultados.

Ya en el presente año, en marzo también  Coello Zuarth testificó a favor de Gertz Manero en contra de los agentes de la PGJCDMX que determinaron el no ejercicio de acción penal en el caso de su hermano. Entre el 12 y 15 de mayo se le giraron órdenes de aprehensión a esos agentes que actualmente se encuentran amparados bajo la acusación obstruir la justicia al intentar cerrar este caso sin darle el debido seguimiento legal.  

Hay que destacar que según lo dicho por Coello Zuarth, el actual fiscal de Quintana Roo, Montes de Oca, le dijo entonces que el caso del hermano de Gertz tenía que cerrarse por motivos políticos, ya que la mujer acusada, Laura Morán Servín, esposa de Federico y de 92 años de edad, era abuelita de la esposa del gobernador Alfredo del Mazo, primo del presidente Enrique Peña Nieto. Y que esa era la instrucción que le había dado el Jefe de Gobierno, en ese entonces, Miguel Ángel Mancera, quien le habría sugerido que este asunto no sería analizado ni resuelto en la vía judicial, ya que era un asunto de índole político.

El fiscal de la entidad, Oscar Montes de Oca, rechazó cualquier relación con el caso, dijo que no conocía el asunto, y que diariamente se integraban más de dos mil expedientes. Pero insistió: nunca lo recibí, nunca traté este asunto con ellos. Por mi cargo tuve en algunas ocasiones petición de ese despacho para torcer casos, pero nunca me presté a realizar el cochinero que me pedían, por lo cual no entiendo cuál sea el fondo de lo que ellos estén buscando.  Aunque a decir verdad, insistió, es una conducta que a ellos se les da mucho. Quizá sea un distractor de tantos problemas que tienen. Nunca me presté ni para dar carpetazo ni para retardar la acción de la justicia, apuntó.

El fiscal Montes de Oca se deslindó de todo este enredo que se quiere tejer a su alrededor, mientas Emilio Lozoya Austin sigue prófugo, escondido en algún rincón del país, según Coello Trejo, para evitar enfrentarse a la justicia por los millones de dólares que recibió y que aparte de incrementar su fortuna, supuestamente sirvieron para financiar la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto y el fiscal General de la República, enredado en un conflicto de intereses al entregar todo su poder legal al que lleva el caso de la persona que acusa de corrupción. Lozoya-Coello-Gertz se tapan con la misma cobija, aunque públicamente parezcan enfrentados.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario