Detienen en Cancún a ex judicial implicado en la tortura contra Lydia Cacho

Miguel Mora, uno de los implicados en la detención y tortura de la periodista y activista Lydia Cacho Ribeiro en 2005, fue capturado la tarde del martes en Cancún por elementos de la Policía Federal Ministerial.

De acuerdo con información de la Fiscalía General de Quintana Roo, la detención fue realizada en cumplimiento de una orden de aprehensión dictada por un juez, a solicitud de agentes de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle).

El presunto implicado en la tortura ejercida contra la periodista fue detenido en el segundo intento, luego de un operativo fallido realizado el 27 de noviembre de 2018 en una persecución a la camioneta donde viajaba la entonces fiscal de la Unidad Especializada en Delitos contra la Mujer, Guadalupe Reyes Pinzón, de quien era escolta.

De acuerdo con el testimonio que ofreció la fiscal Reyes Pinzón días después de lo ocurrido, dos vehículos sin identificarse comenzaron a perseguir la camioneta en la que se trasladaba a Chetumal, a lo que el conductor del vehículo oficial aceleró la velocidad hasta llegar a las instalaciones de la Fiscalía estatal.

Ahí, los tripulantes de los vehículos fueron rodeados por elementos de la Policía Estatal, por lo que de inmediato se identificaron como elementos de la entonces Procuraduría General de la República, quienes tenían la encomienda de llevar a cabo la detención de Miguel Mora Olvera, pero en ese momento él no viajaba en el vehículo de la fiscal, sino que se encontraba en cursos de capacitación en Cancún.

A partir de lo ocurrido el imputado dejó de presentarse a sus labores dentro de la Fiscalía General de Quintana Roo. Derivado de esto el Consejo de Honor y Justicia radicó el procedimiento de remoción a fin de realizar las investigaciones correspondientes respecto a la conducta que se le atribuyó y el 30 de enero de 2019 dejó de formar parte de manera oficial.

La periodista Lydia Cacho fue detenida y torturada en diciembre de 2005, luego de la publicación de su libro su libro “Los demonios del Edén”, en el que denunció casos de pederastia que involucraban a empresarios y funcionarios públicos.

Kamel Nacif Borge, uno de los implicados, interpuso una denuncia por difamación en Puebla, desde donde se giró una orden de aprehensión por órdenes del entonces gobernador Mario Marín Torres.

La periodista fue detenida en Cancún por la Policía Judicial de Puebla con el apoyo de elementos de seguridad en Quintana Roo. y tras la aprehensión fue trasladada a Puebla vía terrestre, donde sufrió tortura física y psicológica.

En febrero de 2006 fue revelado un audio donde el empresario Jean Succar Kuri, otro de los señalados por Lydia Cacho por el delito de pederastia y actualmente preso, pactó con el ex gobernador la aprehensión de la periodista.

Aristegui Noticias

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario