Dolorosa despedida

La gimnasta Samantha Cerio se sometería la tarde de ayer a cirugía por dos rodillas dislocadas y múltiples ligamentos desgarrados en ambas piernas después que tuviera que abandonar en camilla una competencia regional, tras sufrir una gravísima caída. El cirujano ortopédico Dr. James Andrews sería el encargado de llevar a cabo la cirugía.

“Sam es una luchadora y está de muy buen humor”, dijo el entrenador en jefe, Jeff Graba, en un comunicado. “No podríamos tener una mejor líder para este equipo”.

Cerio, estudiante de 1.52 metros de altura y oriunda de Huntersville, Carolina del Norte, aterrizó torpemente mientras intentaba completar la ejecución de un doble mortal al frente con caída a ciegas en el primer pase de su rutina a manos libres.

Los entrenadores y el personal médico atendieron a Cerio, de 22 años de edad, durante casi ocho minutos antes de que se la llevaran en una camilla. Los 5 mil 537 fans en el “Pete Maravich Assembly Center”, donde se realizaba la competencia, le dieron una gran ovación.

“El Departamento Atlético de la Universidad de Auburn está agradecido por la excelente atención que el personal médico le brindó a Sam”, indicó Graba. “También estamos agradecidos por el apoyo del Departamento Atlético de la ciudad por ir más allá en esta situación”.

El domingo, Cerio anunció en un largo post de Instagram que el viernes había sido su “última noche como gimnasta” y agradeció a Auburn y a la comunidad de gimnastas por el apoyo.

“Después de 18 años, colgué mis agarraderas y dejé la tiza”, escribió en un post que tenía casi tres gmil 600 “me gusta” el lunes por la mañana. “Puede que no haya terminado como lo había planeado, pero nada sale como se planeó”.

Los representantes de Auburn avanzaron a la final regional el viernes por la noche, pero no clasificaron para los campeonatos al finalizar en el cuarto puesto.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario