Ejecutan a El Diablo en Bonfil

A tres meses de que la Fiscalía General del Estado pidiera disculpas a Héctor Casique Fernández por tortura, este personaje fue ejecutado en compañía de otro sujeto, cuando comían en el restaurante Las Koras, en la entrada de la delegación Alfredo V. Bonfil. De forma simultánea, policías federales se enfrentaron a balazos con secuestradores, logrando rescatar a la víctima herida, lo que derivó en la posterior detención de seis plagiadores de una casa en Residencial Las Américas.

Eran las 18:30 horas, cuando Héctor Casique, conocido como “El Diablo”, y otra persona sólo identificada como “Javier” fueron atacados a ráfagas de balazos por un comando armado que bajó de un carro Swift de Suzuki. Casique huyó al baño, donde fue rematado, mientras que su acompañante murió al instante en el restaurante, al parecer por balazos de AR-17 y AK-47 (conocido como “Cuerno de Chivo”), de los que se recogieron 40 casquillos.

De acuerdo a algunos testimonios, ambos habían quedado de verse en el lugar con una tercera persona, que o bien no llegó o se retiró poco antes de la fatal agresión, lo que abre la posibilidad de que fueron citados en el lugar como una trampa, un “cuatro”.

Héctor Casique, exagente de la Policía, fue detenido en marzo del 2013, acusado de ser el autor intelectual de la ejecución de siete personas en el bar La Sirenita, en el 2012. Sin embargo, las autoridades de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, recurrieron a una larga y cruenta tortura para conseguir su confesión.

Esto dio pie a que se desecharan las acusaciones en su contra, se abrieran investigaciones e incluso órdenes de aprehensión hacia los involucrados, además de una disculpa pública por parte de la Fiscalía.

En este evento, ocurrido hace tres meses, el agraviado se mostró molesto de que no se hubiese procedido contra los presuntos torturadores, que estaban amparados o sin inculpar. Sus familiares señalaron que quedó con secuelas permanentes.

El carro Suzuki Swift, con placas MCD8139 y tres armas fueron halladas abandonadas en la avenida Fonatur, Súper Manzana 318, cerca de la avenida La Luna. De los sicarios no hay pistas.

 

ENFRENTAMIENTO

A la misma hora de esta ejecución, policías reciben un  reporte de levantón sobre la avenida Huayacán, topándose patrullas de la Policía Federal con la camioneta en esta vía, en la Supermanzana 312. Al marcarle el alto, recibieron disparos, lo que origina una balacera y persecución.

El secuestrado, JGB de 31 años de edad, resultó con una herida en la cabeza, por lo que fue atendido y trasladado a un Hospital.

Poco después, en Residencial las Américas, entre calle Honduras y Ecuador, fueron detenidas seis personas relacionadas con estos hechos, por lo que las indagaciones continúa por parte de las autoridades.( Por Juan Manuel Trinidad > Quequi )

 

 

Foto: Juan Manuel Trinidad > Quequi

Los sujetos quedaron tirados en el piso del restaurante “Las Koras”.

En el exterior del lugar se recogieron unos 40 casquillos percutidos de AR-17 y AK-47 (conocido como “Cuerno de Chivo”).

Héctor Casique Fernández fue presentado bajo el apodo de El Diablo y capo del Cártel del Golfo (CDG), así como uno de los responsables de la masacre de siete personas en el bar “La Sirenita”.

El carro Suzuki Swift, con placas MCD8139 y tres armas fueron halladas abandonadas en la avenida Fonatur, Súper Manzana 318, cerca de la avenida La Luna.

De manera simultanea se registró un balacera en la Huayacán y se logró la liberación de un sujeto al que tenían secuestrados tres hombres.

(Por Juan Manuel Trinidad)

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario