EL BESTIARIO SANTIAGO J. SANTAMARÍA

ETA “¡Good bye Lenin!”

“La organización socialista revolucionaria de liberación nacional,  informa al Pueblo Vasco del final de su trayectoria”…

 

 

Nació en 1959, pero no fue una organización nacida para combatir la dictadura de Francisco Franco, ex aliado de Adolfo Hitler y Benito Mussolini. Su carrera de asesinatos empezó en los estertores del franquismo, en 1968, y se prolongó 43 años más, hasta 2011. “Euskadi Ta Askatasuna” (Patria Vasca y Libertad) practicó el terrorismo sólo siete años durante la dictadura y 36 entre la transición y la democracia, muerto el caudillo el 20 de noviembre de 1975. Fue una organización terrorista que, en su pretensión de imponer un proyecto totalitario en Euskadi, trató de desestabilizar la democracia española y el autogobierno vasco, a las que atacó con más saña en los momentos más difíciles de la transición. Concretamente, entre 1979 y 1980 -años del referéndum constitucional, de la votación del Estatuto de Gernika y de la creación del primer Gobierno vasco, tras la Guerra Civil- asesinó a 244 personas, cerca de la tercera parte de sus crímenes. ETA, que en 1977 se benefició de una amnistía que excarceló a todos sus presos- le sirvió al teniente coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero, como excusa para justificar su intentona golpista el 23 de febrero de 1981, “el 23-F”. Su balance terrorista y desestabilizador es nítido: El 93% de sus 829 asesinatos los cometió entre la transición y la democracia, Sólo el 7%, durante la dictadura. Una nueva fecha histórica que evoca “Los fusilamientos del 3 de Mayo”, el cuatro del pintor aragonés Francisco de Goya, al inicio de la Guerra de Independencia Española contra las tropas de Napoleón…

Seis años y medio después de declarar el cese definitivo del terrorismo, ETA ha anunciado su desaparición como organización a través de un comunicado hecho público ayer jueves. El texto no hace ninguna alusión a las víctimas que ha causado su acción terrorista. Asimismo, trata de justificar su trayectoria criminal durante casi seis décadas. La historia de ETA fue un absurdo. Aunque inspirada en el IRA y los movimientos de liberación nacional -Cuba, Argelia-, a diferencia de ellos, hizo la inmensa mayoría de su recorrido terrorista contra una España que inauguraba democracia y una Euskadi que estrenaba autogobierno, con el amparo de la Unión Europea. En esas condiciones, estaba destinada a desaparecer sin lograr sus objetivos, tal y como ha sucedido. En su penúltimo comunicado, el pasado 20 de abril, trató de buscar su justificación histórica en la Guerra Civil, en la destrucción de Gernika por la aviación nazi y con la autorización de Franco. Trata de presentarse como la respuesta legítima a los desmanes en Euskadi de los regímenes totalitarios del siglo XX cuando ETA los emuló al practicar la persecución étnica, especialmente, en su etapa de “socialización del sufrimiento”.

Mientras en Euskadi y España se intentaba alcanzar la paz, con referencias no lejanas a la Revolución Cubana y al libro “Nacionalismo Vasco y luchas sociales” de Emilio López Adán “Beltza”, no faltaba un protagonista de piedra, Vladimir Ilich Lenin. Europa superaba fiebres de marxismo leninismo de décadas que siguieron al Mayo del 68 de París y otros lugares. En los principios del nuevo siglo XXI, en la casa del barrio de Santa Fe, próximo a la Marina Hemingway, en La Habana, me impactó la película titulada “¡Good Bye Lenin!”, dirigida por el alemán Wolfgang Becker, cuyo reparto incluía a Daniel Brühl, Katrin Sass, y Chulpan Khamatova. La mayoría de las escenas fueron tomadas en la Karl-Marx-Allee en Berlín y alrededor de las Plattenbauten cerca de la Alexanderplatz. Octubre de 1989 no era el mejor momento para entrar en coma viviendo en la República Democrática Alemana, y eso es precisamente lo que le ocurre a la madre de Alexander Kerner (Daniel Brühl), Christiane, una mujer orgullosa de sus ideas socialistas y miembro del Partido Socialista Unificado de Alemania. Entregada a la política tras el abandono y huida de su marido a Alemania Occidental, pierde el conocimiento al ver a su hijo metido en disturbios a raíz de una manifestación en contra de Erich Honecker, con la política del estado que tanto admira. Es importante que la mamá no se altere. A pesar de los esfuerzos de sus hijos y amigos descubre un cartel de Coca Cola frente a su ventana y a una estatua de Lenin volando por los cielos de Berlín para ser llevado a un almacén de desechos…

El anuncio de la disolución de ETA acaba con la presencia de los grupos armados europeos, cuyo auge tuvo lugar entre los años 70 y 80. Junto con la del País Vasco, el Ejército Republicano Irlandés (IRA), la Autodenominada Fracción del Ejército Rojo (RAF), en Alemania, y las Brigadas Rojas, en Italia, conformaron durante décadas las grandes bandas terroristas del continente, aunque con ideologías y motivaciones diferentes. “ETA se disuelve. Por fin. Pero lo hace por la razón equivocada. Se puede dejar de matar por dos razones. Una porque la organización y sus miembros llegan al convencimiento de que en una democracia el asesinato y el terrorismo no son instrumentos legítimos para conseguir fines políticos. Otra, porque, considerando la violencia un instrumento legítimo de actuación política, uno no logra matar lo suficiente, sea cuantitativamente o cualitativamente, para lograr esos objetivos…”, escribía días pasados José Ignacio Torreblanca, profesor titular en el Departamento de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Nacional de Educación a Distancia de España y doctor miembro del Instituto Juan March de Estudios e Investigaciones.

En el caso de ETA,creo que estamos ante el segundo supuesto, que proponía el profesor Torreblanca. Casi consiguen sus fines en 1981, pero por fortuna la democracia se impuso al golpe. Así que probaron con atentados indiscriminados, como Hipercor y Vic, para ver si doblegaban a la sociedad. Tampoco funcionó, así que probaron con la violencia callejera, secuestros de desgaste como el de Ortega Lara y asesinatos políticos que provocaran gran conmoción como los de Tomás y Valiente, Miguel Ángel Blanco, Ernest Llucho Isaías Carrasco, entre otros. Después de matar, ETA ha llegado a la conclusión de que la violencia no funciona. Pero si alguien les llega a decir que matando a otras 800 hubieran logrado sus objetivos, no lo habrían dudado un minuto.

 

@BestiarioCancun

www.elbestiariocancun.mx

Comments

comments

4

Deja un comentario

  • EL BESTIARIO SANTIAGO J. SANTAMARÍA – El Metropolitano Quintana Roo
    4 Mayo 2018 at 7:25 pm -

    […] entrada EL BESTIARIO SANTIAGO J. SANTAMARÍA aparece primero en Tu Periódico […]

  • 醫學美容-女士-淨亮-cosmetic-wiki
    25 Octubre 2018 at 7:06 pm -

    日間保養 – 保濕 – 日霜 – 乳液 – 克蘭詩 – CLARINS 日間保養開啟您神采奕奕的一天,針對膚質提供各種不同日間保養護理,照顧不同需求的您。

  • Football Solutions Futsal Champions League – Doukas-Bielsko-Biała – Line-ups
    7 Noviembre 2018 at 7:34 am -

    Didier Drogba fired Chelsea into the last 16 of the Champions League as Andre Villas-Boas let rip at those who dared to write off his team. Inspirational Drogba scored twice and made one for Ramires. Hitting back! Villas-Boas slams Chelsea critics as Drogba’s double sees Blues through

  • futbol.run Futsal World Cup – Csaba Tihanyi
    19 Noviembre 2018 at 10:09 am -

    A very late Mario Balotelli penalty earned AC Milan a 1-1 draw against Ajax in Group H, shortly after the hosts thought they had won it through a header. Champions League round-up: Balotelli to the rescue for Milan with last-gasp penalty