El Bestiario SANTIAGO J. SANTAMARÍA

Rey en Ghana, mecánico en Alemania

El monarca de la tribu de Hohoe, Céphas Bansah, manda sus proclamas regias a sus súbditos a través de internet, desde Ludwigshafen am Rhein, ciudad cercana a Frankfurt. Ayuda económicamente a su pueblo. Logró convencerles para que utilizaran las redes sociales, Twitter y Facebook. Ayuda económicamente a su pueblo. Lleva 15 minutos soldando una pieza debajo del coche con la misma concentración que un cirujano. El móvil que lleva en uno de sus bolsillos grita la canción “My way”, de Frank Sinatra, hasta cinco veces consecutivas sin que apenas llame la atención de este mecánico de 70 años… Céphas Bansah, nacido en 22 de abril de 1948, es el Ngoryifia (jefe de desarrollo y rey) de la zona tradicional Gbi en Hohoe, Ghana, de etnia ewé. Vive en Alemania y gobierna “online”. El rey mecánico o el mecánico y rey creció en la región del Volta de Ghana, y visitó por primera vez Alemania en 1970 durante un programa de intercambio de estudiantes. Recibió educación en la empresa Paul Schweitzer en Ludwigshafen am Rhein, donde obtuvo dos certificados como maestro artesano. El primero como mecánico para la maquinaria agrícola y el segundo como mecánico de vehículos. También practicó boxeo en su tiempo libre, y en 1975 se convirtió en el campeón de peso mosca del distrito. Su abuelo fue quien tuvo la idea de educarlo en Alemania. Primero llegó a Bonn para estudiar mecánica, aunque luego decidió estudiar para ser maestro. Desde entonces formó a 14 mecánicos.

En 1987, el abuelo de Bansah, el rey reinante, murió, y Céphas Bansah fue elegido para ser el nuevo gobernante. Su padre y su hermano mayor eran zurdos, y por lo tanto no podían considerarse legítimos herederos, porque la mano izquierda era vista como sinónimo de impuro y falta de honradez. La ceremonia de coronación se llevó a cabo el 16 de abril de 1992. A pesar de sus nuevas responsabilidades, Céphas Bansah decidió seguir viviendo en la República Federal de Alemania, donde sintió que podía hacer más para ayudar a su pueblo desde el exterior. Ahora dirige un taller propio en Ludwigshafen, y está en contacto regular con su familia en Ghana, que él visita un par de veces al año. Todos los días se conecta con su pueblo por internet, utilizando las redes sociales que han ido desplazando a Skype, luego de terminar su turno como mecánico. Conversa con sus súbditos, da discursos y se reúne con los líderes locales. En Hohoe tiene casi 300 mil súbditos “vasallos”.

A lo largo de los años, Céphas Bansah consiguió apoyo económico y donaciones por parte de emprendimientos. Poco después de su nombramiento, estableció una organización sin fines de lucro para recaudar fondos para su pueblo. En Ludwigshafen, logró a través de sus buenas relaciones con los agricultores, recoger contenedores llenos con bombas de agua y tuberías. Fueron enviados a Ghana y sirven para abastecer a los hogares de muchas personas con agua potable limpia. Otros elementos como postes de electricidad y una nueva campana para la Iglesia Evangélica Presbiteriana de Hohoe fueron enviados en contenedores, vía marítima. El hospital de la ciudad, que había estado mal equipado, se ha mejorado mucho gracias a las donaciones de equipos médicos, sillas de ruedas, ambulancias y 22 médicos alemanes. También supervisó la construcción de un nuevo puente sobre el río Dayi, que anteriormente había sido peligrosamente inestable. En total llevan construidos cinco puentes y cuatro escuelas. Últimamente, se encontraba realizando una colecta para construir una escuela técnica. Bansah considera las actividades técnicas y artesanales fundamentales para el desarrollo de Ghana, por eso les da prioridad a las escuelas de oficios que imparten carpintería, mecánica y textil.

El rey ghano-alemán también vende recuerdos de él como camisetas, artesanías, bolsos, gafas y otros objetos con su imagen. Es una celebridad local y regularmente aparece en la televisión. Parece que tiene todo el tiempo del mundo pues ha podido, además, producir y publicar seis CD de sus canciones, incluyendo una versión de “O Tannen baum” en su lengua materna, y una canción propia para la Copa del Mundo de 2006. A finales de noviembre de 2014, Bansah sufrió en carne propia la visita de los ladrones, sorprendidos por su persona y sus vestimentas y accesorios regios, algunos de oro y piedras preciosas, amén de oropeles y piedras no tan preciosas. Mientras él y su esposa estaban lejos de su hogar en una función, ladrones irrumpieron en su casa y se robaron objetos con valor de 20 mil euros, incluyendo sus cuatro coronas de oro. Está casado con una mujer de nacionalidad alemana, Gabrielle, y tiene dos hijos, Katharina y Carlo. Su hijo, quien es heredero al trono, estudia en la universidad para ser director de bancos, mientras cumple sus funciones de príncipe. En cuanto a su religión, es presbiteriano y también practica el vudú.

Ghana es un país del golfo de Guinea en África Occidental, famoso por su diversa fauna, sus fuertes antiguos y las playas aisladas, como las de Busua. Las ciudades costeras de Elmina y Costa del Cabo contienen “posubans” (santuarios nativos), edificios coloniales y castillos convertidos en museos que sirven de testimonio del tráfico de esclavos. Al norte de la Costa del Cabo, el enorme Parque Nacional de Kakum tiene una pasarela de tirolesa sobre los árboles del bosque tropical. Ghana es una república semipresidencialista. Los procedentes de Ghana se llaman ghaneses. Limita al norte con Burkina Faso, al este con Togo, al oeste con Costa de Marfil y al sur con el golfo de Guinea.

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario