El Bestiario SANTIAGO J. SANTAMARÍA GURTUBAY



Venezuela y la nueva ‘guerra fría’

Con Estados Unidos, de Donald Trump, enfrentado a Rusia, de Vladímir Putin, y a China, de Xi Jinping, el Papa Francisco insiste en negociar…

La autoproclamación de Juan Guaidó como presidente encargado, en un principio en Caracas, denominado posteriormente interino, desde Washington, ha provocado una oleada de reacciones internacionales. Estados Unidos, Brasil o Canadá se apresuraron a dar un paso adelante en favor del opositor. Mientras, Rusia y China, los principales aliados del régimen chavista, han dado su apoyo firme a Nicolás Maduro y han advertido a EU que se opondrán a una intervención militar para apoyar a Guaidó. Moscú ha mostrado un fuerte respaldo público a Maduro, al que ha definido como un “socio estratégico”, y ha dejado claro que le defenderá a capa y espada. El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, habló de “pseudogolpe apoyado por líderes de varios países”. “Nadie tiene derecho a deponer al jefe de Estado con métodos ilegales”, dijo el líder de Rusia, quien se ha puesto a la cabeza del bloque de países -además de China, Turquía, Bolivia, Nicaragua, Irán- del lado de Maduro. Otros, como la UE, España, México o la ONU pedían diálogo, hace apenas unos días. Tanto Bruselas como Madrid, en un llamativo cambio se han sumado a las tesis defendidas a capa y espada por el gobierno de Donald Trump y su nuevo “Henry Kissinger”, Mike Pompeo. Mientras tanto, el Papa Francisco insiste en impedir un “derramiento de sangre” en el país latinoamericano y ha mostrado su disposición personal y la diplomacia vaticana, de mediar en el conflicto, “siempre que estén dispuestos a negociar y llegar a un acuerdo, tanto los chavistas como los opositores”.

Rusia, uno de los mayores aliados de Maduro, al que ha respaldado con ayuda financiera en forma de préstamos millonarios e inversiones en el sector de los hidrocarburos y militar, ha hecho una defensa encendida del régimen chavista. “Consideramos que el intento de usurpar el poder de Venezuela contradice los principios de Derecho internacional”, ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una rueda de prensa. El ministerio de Exteriores ruso, encabezado por Serguéi Lavrov, de viaje oficial en Argelia, criticó también la injerencia extranjera y en un comunicado afirmó que puede derivar en una catástrofe e incluso en derramamiento de sangre como se oye en El Vaticano. “Consideramos las presuntas acciones de Washington como otra demostración de su total desprecio por las normas y principios del derecho internacional y un intento de desempeñar el papel asumido por el árbitro del destino de otros pueblos”, ha afirmado el ministerio de Exteriores ruso. “Hay un deseo obvio de aplicar en Venezuela los escenarios probados con el tiempo para derrocar gobiernos no deseados”, añadió el departamento encabezado por Lavrov. Entre los años 2001 y 2011, Venezuela llegó a ser uno de los principales clientes mundiales de la industria armamentística rusa. El pasado diciembre, Moscú envió dos bombarderos TU-160 con capacidad nuclear al país en una demostración de apoyo. Aunque el principal inversor en el país americano es China, el gobierno ruso ha aportado a Venezuela desde 2006 al menos 17 mil millones de dólares en forma de préstamos, líneas de crédito e inversiones.

China ha mostrado su apoyo al líder chavista y censuró la “intrusión” de EU en los “asuntos internos” del país sudamericano. “China apoya los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad”, ha dicho la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying. “El 10 de enero, China y muchos otros países y organizaciones internacionales enviaron representantes a la ceremonia de toma de posesión del presidente Maduro”, ha agregado Hua. El sucesor de Hugo Chávez ganó el pasado mayo unas elecciones cuestionadas por carecer de garantías democráticas y observadores independientes. En la misma línea se ha manifestado Evo Morales. El presidente boliviano responsabiliza a EU de “promover un golpe de estado” en Venezuela. Por su parte, el canciller cubano Bruno Rodríguez ha tuiteado: Firme apoyo y solidaridad de Cuba con el presidente constitucional Nicolás Maduro ante este intento golpista. Cuba ejerció una enorme influencia en Hugo Chávez y La Habana ha contado con la ayuda económica de su aliado, que resulta ser el país con las principales reservas de petróleo del mundo.

México se escuda en el principio de no intervención. El Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador se ha ofrecido en más de una ocasión a ser el mediador en la crisis de Venezuela. Miles de venezolanos que residen en nuestro país salieron a la calle para rechazar la “actitud ambigua” de AMLO y pedir que se pronuncie abiertamente a favor de Guaidó. México ha emitido también un comunicado conjunto con Uruguay, el otro país suramericano que se mantiene neutral ante Guaidó, en el que ambos países piden a las dos partes “reducir las tensiones y evitar una escalada de violencia”. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, apeló también, desde el Foro de Davos a la “contención y el diálogo”. Guterres recalca la necesidad de evitar cualquier oleada de violencia en el país. ‘Tambores de guerra’ retumban en la patria de Simón Bolívar, militar y político venezolano, fundador de las repúblicas de la Gran Colombia y Bolivia. Fue una de las figuras más destacadas de la emancipación hispanoamericana frente al imperio español. Nació un 24 de julio de 1783, en Caracas, Venezuela…, donde sus calles vuelven a encharcarse de sangre.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario