EL BESTIARIO Santiago J. Santamaría Gurtubay

EL BESTIARIO

El huracán Dorian ataca a los Estados Unidos

El narcisista nombre universalizado por el escritor irlandés Oscar Wilde, se resiste a “envejecer” en tiempos borrascosos de calentamientos globales, Cancún no olvida Wilma…

Santiago J. Santamaría Gurtubay

No se conoce el efecto del calentamiento global sobre los ciclones, salvo que los hace más imprevisibles. La temporada de huracanes en el Atlántico nos recuerda la fuerza destructiva de la naturaleza. Este año, “Dorian”, un descomunal fenómeno meteorológico  acaba de arrasar con Bahamas después de haber cambiado de rumbo varias veces y se encamina hacia la costa de Estados Unidos. Hay zonas de Nueva York que todavía se están recuperando de “Sandy”, que impactó en 2012, mientras que Puerto Rico sufre las consecuencias de “María”, que los golpeó hace dos años. Nueva Orleans nunca fue la misma después de “Katrina”: en este caso no se trató solo de la fuerza de la tormenta, sino de la sensación de abandono por parte de una administración que desplegó toda su incompetencia, algo parecido a lo ocurrido en Puerto Rico. En Cancún nunca nos olvidaremos del “Wilma”, otro “Dorian” que tocó tierra en la Península de Yucatán, el 21 de octubre del 2005, como un poderoso huracán categoría cuatro, con vientos por encima de las 250 millas por hora.

“Wilma” pasó primero sobre la isla de Cozumel, antes de tener su primer contacto “oficial” sobre la Península cerca de Playa del Carmen. Algunas partes de Cozumel experimentaron la calma en el ojo de la borrasca por varias horas, con cielos azules y algunos momentos soleados. Los daños en dicha isla fueron devastadores, lo mismo que en toda la Zona Norte del estado de Quintana Roo. El ojo se movió lentamente hacia el Norte, pasando justo al Este Noreste de Cancún. Diversas zonas tuvieron vientos de huracán por más de 70 horas consecutivas, debido a que un frente frío no permitía que “Wilma” avanzara. Así pues, estuvo estacionario sobre Cancún, causando destrucción de proporciones épicas, sobre todo en la Zona Hotelera, localizada justo frente a las playas. Con un recorrido lento de apenas seis kilómetros por hora, prolongó su estancia en la ciudad. “Wilma” comenzó a acelerar en las primeras horas del 23 de octubre. Abandonó Yucatán por su extremo Noreste y se internó en el Golfo de México como un huracán de categoría dos. No pudo aguantar la utopía de la eterna juventud.

“Dorian” es uno de los fenómenos más fuertes que se hayan creado en el Atlántico y sus efectos sobre Bahamas son todavía inciertos, porque los servicios de rescate no han podido acceder a las zonas más afectadas. Las autoridades se temen lo peor. El primer ministro Hubert Minnis resumió así la situación: Bahamas está ahora mismo en guerra, atacado por un huracán y no dispone de armas para defenderse de semejante asalto. Todavía no están claros los efectos de la crisis climática sobre los huracanes. Algunos científicos sospechan que puede ser el motivo de que los huracanes avancen más lentamente. Se trata de un comportamiento inesperado y tremendamente peligroso porque se quedan colgados durante días sobre un lugar: la parsimonia de estos monstruos aumenta sus efectos devastadores. Es lo que ocurrió en Texas hace dos años con “Harvey” y ahora en Bahamas.

Dorian recuperó fuerzas durante la noche del miércoles y escaló a categoría tres durante varias horas al paso que avanzaba por la costa sureste de Estados Unidos. Cerca del mediodía de este jueves volvió a ser categoría dos. Se espera que toque tierra este viernes en la zona costera de los Outer Banks de Carolina del Norte. Ambas Carolinas fueron testigo durante toda la jornada del jueves de tormentas tropicales y vientos huracanados. El ciclón pasó por la mañana a 110 kilómetros de Charleston, Carolina del Sur, dirigiéndose al norte con vientos sostenidos de 115 kilómetros por hora. El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, sostuvo por la tarde: El poder de Dorian ha llegado a Carolina del Norte con viento, lluvia y tornados. Las autoridades han pedido la evacuación de más de tres millones de personas en Florida, Georgia y las Carolinas. El balance de víctimas mortales en las Bahamas se ha elevado a 30, la mayoría en las islas Ábaco, y las personas desaparecidas se cuentan por miles. “También parece que ‘Dorian’ afectará a una parte del este de Canadá como una baja extratropical con fuerza de huracán”, advirtió hace unas horas el Centro Nacional de Huracanes (NHC). Cerca de 250.000 clientes están se encontraban sin electricidad al momento del informe en Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, de acuerdo con la información de poweroutage.us. El huracán, que el domingo alcanzó la máxima categoría, la 5, en su devastador paso por las Bahamas con vientos de hasta 290 kilómetros por hora, ha seguido su curso por la costa suroeste de Estados Unidos causando menos estragos de los que se pronosticaron en un comienzo. Florida, uno de los cuatro Estados costeros donde hay declarada una emergencia de marejada ciclónica, vio pasar el huracán a una distancia relativamente segura.

Dorian es el segundo huracán más violento del que se tiene registro, igualado con otros dos de 1988 y 2005 por la velocidad máxima alcanzada de sus vientos, con picos de 295 kilómetros por hora registrados el domingo, 1 de septiembre. El récord pertenece a Allen, que en 1980 alcanzó 305 kilómetros por hora. La velocidad máxima de los vientos es el principal criterio para categorizar a los huracanes, según la escala Saffir-Simpson, que va de 1 a 5. Aviones especiales estadounidenses miden esa variable varias veces por día para determinar la categoría del huracán. El número de tormentas tropicales y de huracanes en el Atlántico Norte no se ha acrecentado en las últimas décadas, pero la intensidad de los huracanes tiende a ser mayor. Dorian es el quinto huracán categoría 5 desde 2016. Ninguno alcanzó ese nivel entre 2008 y 2015, pero entre 2003 y 2007 hubo ocho, entre ellos Katrina, que devastó Nueva Orleans en 2005.

El retrato de Dorian Gray o El cuadro de Dorian Gray (original en inglés: The Picture of Dorian Gray) es una novela escrita por el autor irlandés Oscar Wilde. Originalmente publicada el 20 de junio de 1890, como cuento en Lippincott’s Monthly Magazine, una revista mensual literaria estadounidense, Wilde revisaría la obra, haría varias modificaciones y agregaría nuevos capítulos. El retrato de Dorian Gray, una de las últimas obras clásicas de la novela de terror gótica con una fuerte temática faustiana, además muestra un pintor con afecto íntimo y directo con el personaje principal. El libro causó controversia cuando fue publicado por primera vez; sin embargo, es considerado en la actualidad como “uno de los clásicos modernos de la literatura occidental”. Fausto es el protagonista de una leyenda clásica alemana, un erudito de gran éxito, pero también insatisfecho con su vida, por lo que hace un trato con el diablo, intercambiando su alma por el conocimiento ilimitado y los placeres mundanos. Cuenta la obsesión de un hombre atractivo y exitoso por mantenerse siempre joven, después de que un amigo, el pintor Basil Hallward, le retratara soberbiamente en un lienzo. Su deseo se convierte en tragedia tras darse cuenta de que su petición ha sido en efecto escuchada, lanzándose así en un espiral de odio y vicio.

Oscar Wilde supo retratar a la perfección, con gran ojo crítico, tanto a la sociedad de su época (finales del siglo XIX, en plena época victoriana) como el tema de la vanidad, de la locura y la enajenación. Su perfección como retratista y sus descripciones cautivaron a un gran público; sin embargo, el carácter, en ocasiones, presumido, indolente y afectado de Dorian Gray se volvieron en contra del autor con ocasión de los juicios que se celebraron en Londres a propósito de su homosexualidad (entonces, un delito por el que se podía ir a la cárcel). Oscar Wilde se defendió admirablemente en el estrado, después de que fueran leídos en voz alta varios pasajes del libro en los que se podría entrever cierta conducta aduladora y delicada entre Dorian y el pintor Basil. Oscar Wilde afirmó que no se podía juzgar en modo alguno a “un hombre por lo que escribe”.

Hoy en día, el mito de Dorian Gray está extendido en la cultura occidental como un sinónimo de vanidad y de deseo de imperturbabilidad. Así, en honor a la belleza y la maldad de esta carismática figura se han hecho obras de teatro y películas memorables. El retrato de Dorian Gray parte del argumento universal de la eterna juventud; no obstante, el verdadero tema central de la novela es el narcisismo, ya que el personaje principal posee una excesiva admiración por sí mismo, hasta el extremo de no desear otra cosa que conservarse tal y como aparecía en el cuadro para siempre. Pero no se trata de la primera vez que aparece el narcisismo como tema. Ya Ovidio había incluido dentro de sus Metamorfosis el mito de Narciso. Otros autores hablan del dandismo incluido en la novela, caracterizado por la elegancia y el buen tono de algunos personajes. Asimismo, aparecen retratadas la vanidad, la arrogancia y la moral perversa y torcida de la sociedad de la época.

Bahamas, oficialmente la Mancomunidad de las Bahamas (en inglés: Commonwealth of the Bahamas), es uno de los trece países que forman la América Insular, Antillas o Islas del Caribe, uno de los treinta y cinco del continente americano. Su capital y ciudad más poblada es Nassau, situada en la isla de New Providence. Constituido por más de setecientas islas (de las cuales, 24 están habitadas y más de 700 deshabitadas), cayos e islotes en el océano Atlántico, está ubicado al norte de Cuba, Haití y República Dominicana, noroeste de Islas Turcas y Caicos, al sureste del estado estadounidense de Florida y al este de los Cayos de la Florida. Geográficamente las Bahamas forman, junto con las Islas Turcas y Caicos, el Archipiélago de las Lucayas, también denominado por extensión Bahamas. Originalmente habitadas por los lucayos, una rama de la etnia taína, las Bahamas fueron el sitio donde Cristóbal Colón llegó en su primer viaje al Nuevo Mundo en 1492 (isla de San Salvador). Luego fueron colonizadas por los españoles desde 1513 hasta 1648, cuando colonos ingleses procedentes de la isla de Bermudas se establecieron en la isla de Eleuthera.

Las Bahamas se convirtieron en una colonia de la corona británica en 1718, cuando los británicos prohibieron la piratería. Después de la Guerra de Independencia de Estados Unidos, miles de estadounidenses leales a la corona británica se asentaron en las islas junto con sus esclavos, lo que llevó a una economía basada en las plantaciones. Después de que Gran Bretaña prohibiera el comercio de esclavos en 1807, la Royal Navy llevó muchos de los nuevos esclavos ilegales africanos a las Bahamas durante el siglo XIX. Cientos de esclavos escaparon de las islas hacia Florida, y cerca de 500 fueron liberados desde barcos mercantes estadounidenses. La esclavitud quedó abolida en las Bahamas en 1834. Aún hoy gran parte de la población es descendiente de estos esclavos liberados. Las Bahamas alcanzaron su independencia como Monarquía en la Mancomunidad de Naciones el 10 de julio de 1973. En términos de renta per cápita, las Bahamas es uno de los países más ricos de América del norte (por detrás de Estados Unidos y Canadá).

La rueda dentada del tiempo, que empieza a rodar en septiembre, une el destino de las personas y animales al ciclo agrario de las semillas, los frutos y las cosechas. Aunque el otoño es una estación melancólica llena de colores delicados, no obstante, suele regalar al planeta una cadena de tifones, huracanes y otros cataclismos, pero estas convulsiones de la naturaleza, a la hora de producir terribles daños, no son nada si se comparan con las que causan las borrascas desencadenadas en el cerebro de algunos líderes mundiales. Las tormentas más peligrosas no son las que produce la atmósfera, sino las que se generan dentro del cráneo de Donald Trump, de Kim Jong-un o de Vladímir Putin, puesto que sus nefastas consecuencias pueden ser planetarias e irreversibles. A veces este meteoro cerebral también se da en políticos de las distopías como Boris Johnson, el primer ministro británico, defensor de un Brexit sin vaselina, un divorcio de la Unión Europea, con bronca. “Ha surgido un fuerte nacionalismo inglés intolerante con los de fuera”, declara la ministra principal de Escocia quien asegura que el Brexit acelerará la ruptura del Reino Unido. El otoño también es una estación en la que junto al ciclo agrario comienza el curso político y cultural. En plena vendimia se producirá la Diada de Cataluña y, sobre su multitudinaria manifestación de estilo coreano exigiendo la independencia, pasarán las bandadas de tordos, garzas y torcaces hacia el sur cuyos gritos en el aire se sumarán al que producen los alumnos en los patios de los colegios e institutos con el reencuentro después de las vacaciones. “Los años se miden por cosechas. A las uvas doradas de la vendimia seguirá la sementera; luego germinará el trigo, que se segará en verano, pero el ciclo de la naturaleza entre el vino y el pan podría quedar arrasado por la borrasca cerebral de algunos políticos inestables…”, advierte el escritor español Manuel Vicent.

España tiene apenas dieciséis días para lograr alcanzar un acuerdo en el Parlamento y permitir que el socialista Pedro Sánchez gobierne. Si no es así los ciudadanos volverán a ser convocados a votar. Las próximas generales indeseadas serían el domingo 10 de noviembre del 2019, salvo que el presidente en funciones logre sacar adelante su investidura en un plazo que expira el 23 de septiembre. Estos días, los españoles, que acaban de finalizar sus vacaciones estivales. Están preocupados, como lo estamos en Quintana Roo, por la tragedia que está ocasionando Dorian. No pudo entrar en Miami, a pesar de haberlo anunciado, engañando a los centros metereológicos. Los cubanos enfrentaron la guapería del Dorian protagonizado por el actor austríaco, Helmut Berger, en la película dirigida por el italiano Massimo Dallamano, en 1970, con su Changó, deidad yoruba. Por si no fueran poco los rones espirituales santeros, las cancháncharas, los orujos y aguardientes de alambiques caseros, miles de oraciones y velas encendidas en honor a la Virgen de la Caridad del Cobre, cuya basílica se encuentra en Santiago de Cuba, fueron decisivas. Cachita atendió las peticiones de sus fieles católicos. Dorian se vengó en Bahamas. Estamos ante una perturbadora tragedia humana. Se desconoce el paradero de cientos, miles… de habitantes, amén de esa treintena de muertos, cuyos cadáveres han podido ser rescatados y sepultados. Cachita es la Patrona de Cuba. La coronó el Papa Juan Pablo II en un viaje oficial que realizó en 1998, invitado por el Comandante Fidel Castro Ruz. Mañana, domingo, 8 de septiembre, es su festividad, al igual que la de la Virgen de Arrate de mi ciudad natal de Eibar, en la provincia de Gipuzcoa, en el País Vasco, en el norte de España.

En apenas unos días tendrán que afrontar una nueva tormenta político electoral, Las élites del poder no quieren o son, simplemente, incapaces de ponerse de acuerdo, abanderando el desacuerdo- De aquellos tiempos de unidad nacional franquista y falangista hemos pasado a tiempos de desunión nacional izquierdista y derechista… Como si el peinado masculino hubiera entrado a formar parte del mundo del arte, algunos peluqueros de moda ya se atreven a firmar como una performance exclusiva el tinte y corte de pelo de famosos deportistas, actores y otras celebrities de la farándula de la politiquería. Algunos de nuestros nada queridos corruptos, sucesores de los bandoleros del siglo XIX, acostumbran desde siempre a teñirse el pelo de negro azabache y entre ellos los hay que llevando las greñas de un lado a otro componen su propia instalación para ocultar una incipiente calvicie. Este complejo se puede entender entre individuos que no se aceptan como son, pero en un político denota una inseguridad que debería alertar al ciudadano.

Si un político no sabe enfrentarse a este pequeño problema que tiene su cabeza por fuera, no esperes que pueda resolver los que tenga por dentro su cerebro y menos los de todo un país a la hora de gobernar. En el momento en que el pelo de Felipe González comenzó a encanecer se convirtió en un político respetable; en cambio, los ‘peperos’ José María Aznar y Mariano Rajoy han mostrado siempre el pelo del color ala de cuervo, falso e inalterable, ajeno a la vida. A Barack Obama se le puso el pelo blanco como consecuencia de promesas incumplidas y de bombardeos criminales no evitados. Por otra parte, nadie sabe cuántas convulsiones cerebrales de bebé furioso seguirá cubriendo la empalizada teñida de calabaza, que Donald Trump exhibe en el cráneo. Los problemas de la Monarquía ya están coronando de canas la testa real de Felipe VI, y si Pedro Sánchez perdura en el Gobierno pronto una ceniza prematura comenzará a ascender por las patillas hasta cubrir por entero su cabeza como señal de su responsabilidad e impotencia, de sus dudas, insomnios y fracasos, de la angustia ante el famoso sapo con el que deberá desayunarse cada mañana. El presidente ibérico tendría que dejarse puesta esa ceniza aunque solo fuera para demostrar que el poder es una carga insoportable. Estamos en tiempos de huracanes lentos, con un Dorian de Oscar Wilde atreviéndose a amenazar al mismísimo Donalt Trump y atacar a varios de sus ‘Estados Desunidos de América’.

@BestiarioCancun

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario