El cachorro Aguiluz, un ecocida

Por Redacción

 

Haciendo uso de sus múltiples y deshonestos contactos, Alexander Zetina Aguiluz  se ha convertido en el “ecocida” de Bacalar;  en un verdadero peligro para la humanidad.

Como diputado tejió desde la Comisión de Ecología una maraña de complicidades desde las esferas más altas  del poder,  apadrinada, claro está,  por su muy “querida” madrina política Elba Esther Gordillo.

El “cachorro Aguiluz”  -como lo llamaban- consiguió los contratos necesarios para adjudicarse  importantes predios en la zona “Paraíso Bacalar” donde ha rellenado con piedras y sascab una vasta zona de humedales, manglares, y estromatolitos.

 

TRANSAS

 

El “ecocida de Bacalar” ha realizado  atracos a la medida de su naciente carrera de estafador.

Bajo la sombra de la “maestra”, los gobernadores y encargados de despacho  sabían de su entrañable relación –cercanísima- con su  “querida” maestra Elba Esther Gordillo. Por eso nadie podía resistirse a dar lo que pidiera el cachorro de la profesora.

Al enorme, irreparable e irreversible daño ambiental directo a los estromatolitos  en la zona Paraíso Bacalar, habría que sumar el impacto a los humedales que  resuspendería sedimentos y contaminantes, al cambiar la calidad del agua y la dinámica de la laguna.

La mortandad de la riqueza natural es grande, y también el colapso de los corales sobrevivientes resultantes de la contaminación, el cambio de topografía y la hidrodinámica da la laguna.

Los estromatolitos  son organismos que realizan fotosíntesis por su simbiosis con algas microscópicas lo que, con la resuspensión de partículas y metales pesados, los ahogarían o matarían.

Este es el  ecocidio  que ha realizado  Alexander Zetina Aguiluz,  para favorecer el negocio de bienes raíces que tiene con prestanombres y familiares.

 

Dato.- El alcalde de Bacalar consiguió los contratos necesarios para adjudicarse  importantes predios en la zona “Paraíso Bacalar” donde ha rellenado con piedras y sascab.

EL AMANTE DE LOS DIABLOS

Por Redacción

 

Alexander Zetina Aguiluz, presidente municipal de Bacalar, considerado dentro del “Pueblo Mágico” como el nuevo magnate de la política del partido  Nueva Alianza, utiliza el ratero método de “diablitos” para abastecer a sus inmuebles de energía eléctrica.

En la “casita” del interés ciudadano, y no del interés social, propiedad de su madre, fue encontrado por especialistas de la Comisión Federal de Electricidad  (CFE) un sofisticado y oculto sistema de “diablitos” que le permitió a la familia del alcalde robarse la luz durante varios lustros.

Durante un operativo de la CFE, se detectaron irregularidades también en el  hotel de  Alexander Zetina Aguiluz.

 

LADRÓN

 

Aun  cuando en estricta condición el robo de la energía eléctrica, debería de haber generado el corte y  desmantelamiento del tendido eléctrico de la casa y del hotel del alcalde, bastó  una llamada telefónica al súper intendente de la dependencia Federal para evitar la sanción precautoria.

Fuentes del Palacio Municipal indicaron, que el alcalde pidió al funcionario de la paraestatal una “cortesía” para evitar la suspensión del servicio, que generaría malestar entre los clientes de su  hotel.

Fuentes de la CFE revelaron que la casa del alcalde fue revisada, pero no encontraron nada, ante el madruguete del alcalde por quitar apresuradamente los “diablitos”.

Ante este delito la pregunta obligada es: si este hombre y su familia se roban la luz, ¿qué más se está robando?

Busca lavarse las manos

Por: Sergio López Lara.

Bacalar.- Ante los nulos resultados que dio durante poco más de dos años en que estuvo al frente de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente en el municipio de Bacalar, Isela Guadalupe Delgado Villanueva, fue removida de su cargo por el presidente municipal, Alexander Zetina Aguiluz, quien de esta forma busca lavarse las manos sobre la denuncia social de los bacalarenses en el sentido de que es un ecocida.

En el lugar de Isela Delgado, el alcalde nombro a Romel Gibrán Cano Álvarez, quien ayer rindió protesta como nuevo titular de esta dependencia, donde primeramente se comprometió a realizar una revisión exhaustiva sobre la situación real en la que se encuentra la laguna de los Siete Colores, por los graves contaminantes de aguas residuales, aguas jabonosas, aceites, gasolina, pesticidas y herbicidas que recibe.

No hay comentarios

Deja un comentario