El cohete Falcon 9 de Space X se estrella y explota en pleno aterrizaje

La compañía aeroespacial privada Space X ha dado un paso atrás en su intento por lograr un cohete reutilizable. La cápsula no tripulada Falcon 9 despegó este lunes para poner en órbita el satélite meteorológico Jason 3 de la NASA. Lo logró, pero cuando la nave regresó para aterrizar en una plataforma marina, se estrelló y explotó en el último instante al romperse una de sus sujeciones.

El magnate Elon Musk, presidente de SpaceX, pretende desarrollar un sistema de lanzadores recuperables a partir de su cohete Falcon 9. A finales de diciembre, consiguió el hito del aterrizaje en tierra, pero el éxito en una plataforma marina se le resiste. Este era su tercer intento.

Junto a un espectacular vídeo del frustrado aterrizaje colgado en su cuenta de Instagram (lo puedes ver sobre estas líneas), Musk explica que la toma de contacto vertical del cohete con el suelo llega a realizarse correctamente. Pero la pinza de bloqueo no engancha en una de las cuatro patas de sujeción que mantienen el cohete en vertical, provocando que volcase y explotara.

Musk apunta a que el fallo puede haberse a «la acumulación de hielo, por la condensación de la niebla en el despegue del cohete», desde la base de la Fuerza Aérea en Vandenberg (California)

Por su parte, el satélite Jason 3 alcanzó satisfactoriamente la órbita terrestre. Su misión será el registro del aumento del nivel del mar y proporcionar inteligencia ambiental sobre los océanos.

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario