El mandatario se despidió ayer de su gira por Oaxaca.

Por Agencias Quequi

Andrés Manuel López Obrador insistió ayer en que un presidente en México siempre se da cuenta de la corrupción. “Los grandes negocios, las grandes transas que se llevan a cabo en México, en el país, siempre llevan el visto bueno del presidente de la República. Nada que él no se entera. El Presidente de México sabe todo lo que está sucediendo, tiene todos los elementos, toda la información”, dijo.

Las palabras del presidente se dan justo cuando existe una presión social para juzgar a Enrique Peña Nieto por las estafas que tienen a Rosario Robles detenida en Santa Martha Acatitla. Robles, ex secretaria de Estado, no ha querido inculpar al priista Peña Nieto.

CORRUPCIÓN

“Era un facilitador el Gobierno para hacer negocios, para robar, para la corrupción. No, para servir. También me dijeron que no mandara el dinero con organizaciones o con intermediarios porque si no, no llegaba, o llegaba con ‘moche’, con ‘piquete de ojo’”, aseguró desde Porfirio Díaz, Oaxaca.

Durante el diálogo con la comunidad del Hospital Rural Miahuatlán, el mandatario consideró que al pueblo le hicieron creer que la corrupción era parte de la vida pública.

 “Un cacique llegó a decir que la moral es un árbol que da moras. Pero eso dejó escrito en sus memorias. Gonzalo M. Santos también acuñó la frase de que político pobre, pobre político. Y eso quiso invadir toda la vida pública”, señaló.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario