El párroco dice que será difícil identificarlo.

Por Carlos Gasca

Será muy difícil conocer la identidad del ladrón que hace unos días entró a la iglesia de la Inmaculada Concepción, para robar las limosnas, ya que este hábilmente se cubrió con una manta, anticipándose a ser descubierto por las cámaras de seguridad.

El párroco, Raúl Sánchez Alonzo habló del problema con los robos que ha sufrido la iglesia, pero en esta ocasión reconoció que será casi imposible dar con el ladrón que entró apenas la semana pasada, ya que este sabía de las cámaras y cubriéndose entró y robó las monedas de las alcancías.

CUBIERTO

Las cámaras de seguridad muestran que el ladrón entró poco después de las 3 de la mañana, y quitó la manta de uno de los santos para cubrirse y así no ser identificado.

La manta lo cubría casi en su totalidad, y después de su atraco salió de la iglesia, no sin antes devolver la manta que utilizó.

“Un video en nuestro poder muestra la habilidad y el plan que empleó el sujeto que entró a robar en la iglesia”, dijo el sacerdote.

Pie de foto.-El ladrón de limosnas se cubrió completamente para no ser identificado.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario