En la calle un anciano, por voraz incendio

Por Luis Roel Itzá 

Una vela encendida que cayó sobre unas prendas de vestir, ocasionó un voraz incendio que consumió en su totalidad la pequeña vivienda de don Jorge Lagunes Romero, de 72 años de edad, quien solo alcanzó a salir para ponerse a salvo; no cuenta con empleo debido a su edad avanzada y padecimiento del corazón y vive de lo que le regalen sus vecinos, así como de algún trabajito de desyerbe que realice. 

El reporte del incendio se dio a las 01:30 horas de ayer al número de emergencias 911, acudiendo los bomberos a la dirección 90 avenida sur con calle 33A de la colonia Flamingos, al llegar localizaron una vivienda endeble totalmente incendiada, procediendo a extinguir el fuego con aproximadamente dos mil 500 litros de agua. 

Posteriormente se realizó la remoción y se observó que se quemó una estufa de dos quemadores, bolsas de ropa, además se retiró del interior de la casa un cilindro de gas LP de color azul de 20 kilogramos, determinándose pérdida total de lo que había en el interior.  

ILESO 

Jorge Lagunes Romero de 72 años de edad, es la persona que habitaba la humilde vivienda que no contaba con energía eléctrica, por lo que en las noches se iluminaba con una vela, la cual se le olvidó apagar al acostarse a dormir, y en determinado momento esta cayó, alcanzando unas prendas de vestir que iniciaron el incendio que consumió todo lo que había en el interior, afortunadamente despertó a tiempo para salir del lugar ileso. 

El septuagenario cuenta con un marcapasos debido a problemas en el corazón, por lo que se está medicando según sus posibilidades, únicamente cuenta con un hermano en la isla como familia, pero este casi no lo visita; se alimenta con lo que le regalan sus vecinos y gente que lo conoce, ya que por su avanzada edad no consigue trabajo, más que de limpieza en algún patio o trabajitos que no le dejan mucho. 

Durante el día de ayer, la gente que supo de su desgracia acudió para donarle ropa, calzado, alimentos y algunos utensilios de cocina que perdió con el incendio, y un empresario de Maderería Euán, le donó láminas de cartón y algunas tablas para que se reconstruya su hogar, ya que ninguna autoridad o asociación altruista acudió para apoyarlo. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta