Esperan los nombramientos

Por Héctor Bello Guadarrama

 

A 72 horas de haber iniciado el nuevo gobierno federal, aun no hay nombramientos en las 67 delegaciones instaladas en el estado de Quintana Roo, incluidas las sedes en la ciudad turística de Cancún, que al igual serán atendidas por el coordinador general de Programas Integrales de Desarrollo para la entidad, Arturo Abreu Marín.

Luego que los delegados federales del sexenio anterior presentaron su formal renuncia a sus cargos, las representaciones de las dependencias se mantienen en espera de instrucciones, como es la correspondiente a la Secretaría de gobernación que atendía Leopoldo Proal, en la SM 24.

En una visita realizada a las instalaciones que ocupan la delegación de Gobernación en Cancún, Quintana Roo, los trabajadores ni siquiera quisieron abrir la puerta y solo se informó, por medio de Interfón, que hasta tener nuevas instrucciones podrían determinar quién estará al frente de la oficina, así como el futuro de las instalaciones.

Cabe destacar que la persona que atendió el timbre de la puerta, aseguró solo ser un encargado, sin que quisiera dar más datos sobre la atención al público que según deberían tener.

Para el caso de la Sedesol, las funciones de atención al público continuaron conforme a lo habitual, pero sin haber un responsable al frente de la delegación, cuyas oficinas se localizan sobre avenida Yaxchilán.

Previo al recorte de personal anticipado por el gobierno federal, las delegaciones cuentan con una fuerza de trabajo de alrededor de 11 mil trabajadores. Y de acuerdo a los planes del actual gobierno federal de las 67 delegaciones federales que existen en Quintana Roo, solo quedará una, en búsqueda de lograr ahorrar finanzas.

Del total de delegaciones federales que operan en Quintana Roo, solo quedarán alrededor de 14, lo que ayudará a la reducción del costo operativo del gobierno para el siguiente sexenio.

Aunque algunas dependencias federales no serán modificadas, como es el caso de la Profeco y el Fonatur, otras como Semarnat y Sedatur serán fusionadas y destinadas a desaparecer en el organigrama de dependencias del gabinete federal de gobierno.

No obstante la reingeniería administrativa aun no comienza y en tanto las representaciones del gobierno federal que dependen del Ejecutivo, permanecen sin delegados. Acéfalas frente al reto de la anunciada cuarta transformación.

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario