Estallan polis contra Perla

 

COZUMEL

Por Luis Roel Itzá

Durante el pase de lista la mañana de ayer, al menos 250 Policías Municipales de Cozumel iniciaron un paro laboral, exigiendo el pago del Fortaseg, la destitución del director y dos elementos más que son protegidos de la alcaldesa, así como otras prestaciones que aseguran les corresponde por ley. Ante ello la alcaldesa cozumeleña intentó imponerse como es su costumbre con gritos y amenazas, pero los policías no se intimidaron y terminó retirándose.

Los policías manifestaron una serie de irregularidades, que por mucho tiempo han estado padeciendo y que al estar bajo amenaza no habían querido actuar, argumentando que la actual administración únicamente ha beneficiado a sus más allegados con grados sin merecerlos y degradando a otros sin cumplir con los procedimientos adecuados, además de que los hacen firmar tres recibos de nómina cada quincena, les hicieron firmar recibos por uniformes y equipamiento que no se les entregó y las dos ocasiones que les dieron uniformes fueron de pésima calidad.

Aunado a que cada uno de ellos pagó por su licencia colectiva de portación de armas, cuando este se les otorgaba sin pago por ser parte de su trabajo, aseguraron que el director no los toma en cuenta ni los apoya en nada y por el contrario solo les pone obstáculos, y los castiga para demostrar su autoridad, pero no sabe nada referente a la policía y prueba de ello, son los malos resultados que se tienen y que han aumentado la inseguridad en la isla.

Presentaron un pliego petitorio de 12 puntos: 1.- Estímulo para cada elemento; 2.- Destitución del encargado del que hace mal manejo del recurso del Fortaseg; 3.- Apoyo para los elementos incapacitados; 4.- Uniformes para los elementos; 5.- Apoyos para becas para los hijos de los policías; 6.- Aseguramiento para lecciones y el seguro de vida; 7.- Apoyo de vivienda; 8.- Vale de despensa que sea parejo para todos los elementos; 9.- Homologación de sueldo; 10.- Destitución del director de la policía, Raúl Sánchez Martínez; 11.- Promoción de ascenso para los elementos que sea parejo; y 12.- Destitución de la coordinadora del instituto, Yajaira María Jiménez Azueta.

Conforme avanzaban las horas los policías comenzaron a aumentar las medidas de presión y al filo de las 11:00 horas colocaron las patrullas frente al Palacio Municipal y encendieron las sirenas; además de mandar apagar los semáforos de las avenidas, logrando de esta manera que la edil, Perla Tun Pech, cediera a algunas de sus demandas como el solicitarle la renuncia al director y destituir a la encargada de la academia. Además de prometerles un pago en efectivo para este mismo día.

 

CEDIÓ A DEMANDAS

En un primer intento por imponerse a los elementos en paro, la alcaldesa llegó para exigirles que se reincorporaran a sus labores y pidiéndoles su plegó petitorio, e incluso levantó las voz como acostumbra en sesiones de Cabildo, solo que en esta ocasión uniformados gritaron más fuerte y le hicieron ver que estaba en iguales condiciones que ellos y que si quería buscar alguna negociación tenía que bajar el tono de su voz, lo cual tuvo que hacer, ya que cada vez que intentaba gritarles era callada con más gritos de toda la tropa.

Al no haber acuerdo en el primer acercamiento se retiró a sus oficinas y posteriormente envió a la secretaria general Dora Uribe Jiménez y al director del jurídico Ruperto Díaz Hadad, sin embargo, no les fueron escuchadas sus propuestas, ya que los policías pedían una solución inmediata, y no largas con las que solamente los engañaban como otras ocasiones.

Fue entonces hasta cerca de las 14:00 horas, la alcaldesa salió nuevamente con varios de sus funcionarios y les dijo a los manifestantes que el director Raúl Sánchez Martínez había presentado su renuncia y quedaría en manos del Cabildo el aceptarlo o no, además de que se destituyó a la coordinadora de la academia, Yajaira Jiménez Azueta. A demás de entregarles en ese mismo día 9 mil pesos en efectivo a cada uno de los elementos; otros 9 mil pesos a su cuenta de afore y 3 mil en vales, sin embargo, los policías no aceptaron el deposito a su cuenta del fondo de retiro y pidieron que se los entreguen en efectivo como corresponde, ya que el recurso del Fortaseg no indica que se les abone a su cuenta del retiro, por lo que mantenían el paro.

En tanto que los policías continúan en espera de que les resuelvan las demás demandas y que les entreguen en efectivo 18 mil pesos a cada uno y tres mil pesos en vales.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario