Exfuncionario depredador

Responsabilizan a Juan Carlos Pereyra de ser el culpable del peor desastre ecológico en el municipio.

 

Por Francisco Canul > Quequi

A 100 metros al sur de la Zona Arqueológica en un predio de aproximadamente 150 metros cuadrados ubicado dentro del Parque Nacional Tulum (PNT), cuya propiedad se le atribuye tras su invasión al exsecretario del Ayuntamiento de Solidaridad, Juan Carlos Pereyra Escudero, fueron socavadas no sólo enormes dunas costeras, sino que selva tropical y manglar; esto, al parecer bajo complicidad de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Desarrollo Urbano y Ecología de Tulum.

“El descomunal daño ecológico no hubiera sido posible sin la anuencia y permisos de construcción otorgados por el director general de Desarrollo Urbano y Ecología de Tulum, William Fernández Contreras, y con lo anterior se puede observar que en el lugar ya se consumó el peor desastre ecológico en el corazón del área natural protegida”, indicó Bonifacio Loría Pacheco, ambientalista local.

Dijo que desde el año pasado se denunciaron los hechos, “pero ahora resulta que las autoridades de la Profepa, tras las clausuras que realizaron, ahora no saben nada al respecto. Ahí hay una tremenda corrupción, ya que se arrasó con enormes dunas costeras y especies protegidas, como el manglar y palmas de chit, y hoy se están edificando moles de concreto”, denunció el también ambientalista, Gabriel Sifri Jiménez.

En el terreno dentro del PNT y cuya propiedad se le atribuye a Juan Carlos Pereyra Escudero, ya acaban con las barreras naturales generadas por bancos de arena para la construcción de cuartos de hotel, a pesar que existe una legislación y mandatos de la Suprema Corte de Justicia de Nación, que impiden la explotación desmedida de esos ecosistemas.

Y es que ante la indiferencia de las autoridades federales y estatales, no hay quien frene la degradación de dunas y manglares en el PNT, pues quienes deberían proteger al medio ambiente se favorecen de esto y sin duda alguna la delegada de la Profepa en Quintana Roo, ya cayó en actos de corrupción y nepotismo al otorgar autorizaciones para actividades turísticas en el área natural protegida, aseguraron los entrevistados.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario