Exigen a Chak Meex que pare el baño de sangre

Los carrilloportenses exigen que se ponga a trabajar y acabe con la inseguridad, que reina en el municipio.

Por Redacción

El alcalde, José Esquivel Vargas, volvió a unir a los carrilloportenses, pero en su contra, cuando cientos de habitantes del corazón de la Zona Maya marcharon por las calles hasta el parque central para exigir que se ponga a trabajar y acabe con la inseguridad que padecen y que le costó la vida a una mujer durante un salto.

Vestidos de blanco y con grandes pancartas, en las cuales que realizaban la “marcha ciudadana pacífica para la paz y armonía social”, para que la autoridad municipal que encabeza “Chak Meex” se deje de andar viajando a la capital del estado y ordene a los mandos de Seguridad Pública, ya que la ola de violencia ha incrementado desde su llegada.

Los habitantes de la mencionada cabecera municipal, marcharon por las calles exigiendo justicia, pero sobre todo, exigiendo que se acabe la impunidad y se juzgue a los responsables del asesinato de una mujer, la cual perdió la vida el pasado lunes 27 de enero.

El edil Esquivel Vargas con su nefasta administración ha ocasionado un baño de sangre en Felipe Carrillo Puerto; cabe destacar que poco le ha interesado al presidente municipal el bienestar de los ciudadanos, debido a que los ha dejado, los carrilloportenses expresaron que viven con miedo y temen no regresar a casa cuando salen a la calle.

En la denominada “Marcha por la paz” se podía observar el rostro de impotencia de los ciudadanos, quienes se unieron para externar su temor y preocupación, señalando que ya no soportan ser presos de la delincuencia.

Cabe destacar que una serie de hechos violentos ocurridos la última semana de enero de este año, desde riñas en comunidades, robos en casas habitación y robos con violencia en plena luz del día, desencadenaron en la indignación de la población y a raíz de ello la organización de dicha marcha.

Últimamente, en la Zona Sur de la entidad se han acrecentado los problemas con el narcotráfico, en una zona, en la cual, antes de la llegada de “Chak Meex” se respiraba un ambiente de paz y tranquilidad, pero ahora, debido a la complicidad y falta de compromiso del presidente, los grupos delincuenciales han convertido Felipe Carrillo Puerto en su guarida.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario