Exigen cabeza de Valeria Burgos

Playa del Carmen

“Hay quien pidió la destitución de Valeria Burgos, mi flamante directora del Instituto de la Mujer, levante la mano quién quiere que se vaya Valeria Burgos; ahora levanten la mano quien no quiere la destitución de Valeria Burgos, no se va Valeria Burgos a ningún lado”.

Con estas palabras, ante cientos de acarreados trabajadores del Gobierno, solapa Laura Beristain la ineptitud de la directora del Instituto de la Mujer en Solidaridad, Valeria Burgos Maldonado, quien se caracteriza por la falta de estrategias y programas para inhibir la violencia en contra de las mujeres en un municipio que tiene, desde el año 2017, emitida la alerta de género por parte de la Secretaría de Gobernación.

Esta defensa a capa y espada de la ineficacia de su funcionaria fue hecha por Laura Beristain el pasado lunes, Día Internacional contra la Violencia de Género en el teatro Xamán-Ha, mientras un grupo de mujeres de la asociación Siempre Unidas marchaban exigiendo la destitución de Valeria Burgos por la incompetencia que ha demostrado al frente del Instituto de las Mujeres en este municipio.

En un documento que fue recibido por el secretario general, porque “Laura no está” cuando más se le necesita, como dice la canción, la asociación Siempre Unidas contesta a la presidenta municipal, quien quiso minimizar la petición de que se vaya Valeria Burgos, argumentando que era envidia de las mujeres contra otra mujer.

RESPUESTA

“No, Laura Beristain Navarrete no pedimos la destitución de Valeria Burgos Maldonado, directora del Instituto de las Mujeres Solidaridad por ‘envidia’; la exigimos por falta de capacidad. Esa lectura -basada en la rivalidad entre mujeres- no sólo es miope, sobre todo es patriarcal y muy poco autocrítica”.

En el documento también cuestionan el hecho de que Valeria Burgos esté en el cargo que requiere mínimo la licenciatura con la que ella no cuenta, “desde que tomó posesión del cargo- con el requisito establecido en el Artículo 19 del Reglamento del Instituto de las Mujeres de Solidaridad, que señala que “Para ocupar el cargo de Directora General se deberá contar con grado de estudios mínimo de nivel licenciatura”, la referida servidora pública no cuenta con grado de licenciatura.

De acuerdo con datos de la Asociación Mujeres por Playa, la violencia de género ha incrementado notablemente en las últimas fechas, arrojando que siete de cada 10 mujeres que acuden a esta asociación buscando apoyo lo hacen por violencia doméstica.

No obstante, queriendo tapar el sol con un dedo, Laura Beristain se empecina en mantener en el Instituto de la Mujer a su “flamante directora”. En el documento que fue entregado al secretario general, también se cuestiona el dudoso manejo de recursos que Valeria Burgos ha hecho al frente de esta dependencia.

“En este sentido, no sólo nos preocupan los 35 mil pesos mensuales que se destinan a la nómina de una persona que se ha mostrado bastante ajena a la causa de garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres, también nos inquieta que el resto del presupuesto, destinado a programas que debieran reducir la vulnerabilidad de las mujeres en un municipio con Alerta de Género desde 2017, estén siendo elegidos por un Consejo Consultivo cuyos miembros –con ciertas excepciones- están bastante lejos de aportar perspectiva de género, indispensables para estos puestos honorables.

El caso más reciente, continúan, fue en la última mesa de trabajo, llevada a cabo el jueves 21 de noviembre del 2019. La directora Valeria Burgos fue cuestionada sobre la “Estrategia de Recuperación de Espacios Públicos y Prevención de la Violencia Comunitaria contra las Mujeres para el Municipio de Solidaridad”, diseñada por una consultora cuyo nombre aún desconocemos, y a la cual se pagaron trescientos treinta y ocho mil pesos ($338,000), con un recurso proveniente de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim). Según el informe ejecutivo de este proyecto, la estrategia se ejecutó en un tiempo récord de cinco días, y fue entregada en diciembre del 2018, cabe aclarar que es un informe de solo siete páginas escueto y mal redactado”.

INDEFENSAS

Además de los cuestionables manejos de los recursos, la asociación Siempre Unidas explicó el motivo por el cual, a partir del trabajo que han intentado hacer con el Instituto de la Mujer, piden “la cabeza” de Valeria Burgos Maldonado.

“Hemos estado intentando trabajar con el Instituto de la Mujer de Solidaridad desde el 9 de marzo del presente año, por propuesta suya. En este tiempo, la directora Valeria Burgos ha participado en unas cuantas ocasiones, si acaso se presentó en cinco sesiones, en las cuales su participación dejó mucho qué desear: no había una propuesta de trabajo, ni liderazgo, no mostraba empatía con los temas delicados que se abordaban y, sobre todo, hubo muy pocas respuestas a los cuestionamientos que fueron surgiendo. Por lo general es alguna de sus subordinadas quien interviene cuando se presenta alguna situación incómoda o que requiera de datos precisos, lo cual ha resultado muy revelador, además de preocupante”.

No obstante todo lo anterior, Laura Beristain insiste en proteger a Valeria Burgos y asevera que “no se va a ningún lado”.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario