Expulsan a bolivianos

ESPAÑA

Por Agencias Quequi

El gobierno de España a cargo de Pedro Sánchez, expulsó ayer a tres diplomáticos bolivianos, en respuesta a la decisión de la presidenta de facto de ese país, Jeanine Áñez, de declarar personas no gratas a dos pares españoles y a cuatro policías, a los que puso un plazo de 72 horas para abandonar el territorio.

Entre los funcionarios españoles afectados está la encargada de negocios, Cristina Borreguero, y el cónsul, Álvaro Fernández.

Según señaló el Gobierno español, la medida es “en reciprocidad al gesto hostil” del Ejecutivo interino boliviano de expulsar a la delegación española implicada en un incidente en la embajada de México en Bolivia el pasado viernes.

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores español, el Ejecutivo de Madrid exige que el actual Gobierno interino de Bolivia “reconduzca y desescale los contenidos de sus afirmaciones y se recupere cuanto antes el buen sentido de confianza y cooperación” entre ambos países.

Asimismo, Bolivia ordenó la expulsión de la embajadora mexicana, María Teresa Mercado, abriendo un conflicto diplomático con ambas naciones.

CAUSAS

El pasado viernes 27 de diciembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de facto de Bolivia denunció la presencia de presuntos encapuchados de la misión diplomática de España, que habrían intentado ingresar a la Embajada de México en La Paz.

Según la canciller de facto, Karen Longaric, durante la mañana de ese día, varias personas identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por encapuchados, “intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina” a la residencia diplomática de México en La Paz.

Esto fue considerado por La Paz como una agresión contra la soberanía del país andino.

Por su parte, España argumentó que la visita realizada por su encargada de negocios a la sede diplomática mexicana “era exclusivamente de cortesía”, y negó las acusaciones de Bolivia.

El viernes, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España informó que abrirá una investigación para determinar qué fue lo que ocurrió.

La misma jornada, en horas de la mañana, María Teresa Mercado dio otra versión de los hechos. Desde su cuenta de Twitter, denunció que la policía boliviana había detenido el automóvil con placas diplomáticas donde viajaba la encargada de negocios y cónsul de España en el país andino.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario