Falla en la energía pone en riesgo a niños de primaria.

Por Luis Roel Itzá > Quequi

Suman dos días de suspensión de clases en la primaria “Irma López Berzunza”, debido a falta de energía eléctrica; primeramente por una deuda que la escuela tenía en su consumo y posteriormente por las líneas que son muy delgadas y no soportan la carga diaria, por lo que para seguridad de los estudiantes están suspendidas las labores hasta que se realice el cambio.

Manuel Conrado Martínez, representante de la Secretaría de Educación, explicó que el pasado jueves se suscitó una explosión cerca del transformador de la energía eléctrica aérea y por esa razón se quedaron sin el servicio que brinda la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y las directoras del turno matutino y vespertino decidieron suspender labores en tanto no se reinstale.

La razón es porque durante el día hace demasiado calor y los ventiladores ayudan a que los niños puedan estar frescos, por lo que sí están acalorados no se concentran en sus estudios, aunado a que es necesario que la bomba de agua que alimenta los tinacos del baño también esté funcionando para atender los más de 400 alumnos, además de que se requiere de este servicio para otras tareas de la escuela.

Explicó que se tienen que cambiar las líneas del cableado que el que tiene actualmente es muy delgado y no soporta el consumo total de energía que se utiliza en la escuela, además de que puede ser un riesgo para los estudiantes en caso de un cortocircuito, por lo que desde el viernes que se suspendieron las clases y se reanudarán hasta que se haga el cambio total de los cables.

No hay comentarios

Deja un comentario